El PSOE denuncia la falta de presupuesto para retirar el amianto de cinco colegios

El portavoz José Ángel Noguera, entre los ediles Pedro Górriz y Laura Gil. /A.S.
El portavoz José Ángel Noguera, entre los ediles Pedro Górriz y Laura Gil. / A.S.

«Tiene que haber un techo de gasto en Festejos, que ha llegado a los 1,3 millones en un año», señala el portavoz socialista, José Ángel Noguera

A. SALASSAN JAVIER

Cinco colegios de San Javier tienen aún techos de amianto, un material cancerígeno que está prohibido en España desde 2002, aunque de momento no hay fecha ni presupuesto para su retirada, que por cierto no es nada barata. «De los tres edificios que tiene el colegio Nuestra Señora de Loreto, dos tienen fibrocemento, y cuesta alrededor de 136.000 euros retirar cada uno», explicó ayer el portavoz socialista, José Ángel Noguera. El edil denuncia que «ya se debería haber empezado a su retirada, pero no hay consignación presupuestaria ni a nivel regional ni municipal».

El PSOE de San Javier denuncia además que en los presupuestos que se debatirán en el Pleno de hoy, jueves, tampoco hay fondos destinados a la necesaria ampliación del centro médico de El Mirador ni a la mejora de la atención sanitaria de La Manga.

«El PP no ha tenido voluntad de llegar a ningún acuerdo», señala Noguera, «ni siquiera han respondido a las 28 propuestas que les hemos presentado». Como prioridad, el portavoz socialista señala la necesidad de sustituir las calderas de gasoil de los colegios y centros públicos por otras de biomasa y energía fotovoltáica.

Exige además un techo de gasto en Festejos. «Han llegado a gastar en un año 1,3 millones en fiestas», señala el portavoz. «En 2018, sin contar las fiestas de San Javier, que son las mayores, han gastado 945.000 euros de un presupuesto de partida de 580.000 euros», explica Noguera, quien critica «las continuas transferencias de crédito de otras partidas que deja desnudas y sin posibilidad de acción».

El Grupo municipal socialista propone además crear una oficina de la vivienda y un bono cultural y deportivo para las familias con menor poder adquisitivo. También ha planteado la compra del edificio del antiguo hospital Los Arcos «para sacarlo a concurso para crear un hotel de cuatro o cinco estrellas y una escuela de hostelería».

Noguera pide reformas en el sistema fiscal para rebajar las tasas a las familias monoparentales, a los propietarios de vehículos 'verdes' y a la instalación de industrias agroalimentarias y hoteleras, tanto en La Manga como en La Ribera.

Cree además que se debería sustituir el Consorcio de La Manga, que está dotado con un presupuesto de 120.640 euros, por una Junta Vecinal. «Los mangueros no quieren el Consorcio y hace falta otros tipo de gestión más eficaz, ya que los vecinos se quejan hasta de la falta de iluminación», explica Noguera.