Medio Ambiente analiza los vertidos al Mar Menor tras las intensas lluvias

Dos operarios recogen muestras del caudal que vierte al Mar Menor la tubería de La Ribera. /A.S.
Dos operarios recogen muestras del caudal que vierte al Mar Menor la tubería de La Ribera. / A.S.

El arreglo del canal D7 evita una nueva inundación en Los Alcázares, aunque se repiten las bolsas de agua en San Javier

A.SALASSAN JAVIER

Por la boca de la tubería que finaliza en la playa de Santiago de la Ribera, junto a la valla de la Academia General del Aire, no ha parado de manar agua turbia en los últimos tres días. El caudal de agua sucia procede del «colector de pluviales de la avenida del Recuerdo, que se hizo para evitar las inundaciones que se porducían de manera continua en esa zona cada vez que llovía», explica el director general de Medio Ambiente y del Mar Menor, Antonio Luengo.

Dos operarios de la empresa Hidrogea, concesionaria del servicio municipal de suministro de agua potable, recogieron ayer muestras del agua que salía por la boca de la tubería. «Sabemos que el origen es pluvial, pero no obstante hemos tomado muestras para verificar el origen», asegura Luengo. A estos aportes se sumaron ayer las oleadas de barro que bajaban hasta las playas de La Ribera, Lo Pagán y Los Alcázares desde las calles perpendiculares al Mar Menor.

Las ramblas han bajado también cargadas de lodos y sólidos en suspensión hasta la laguna debido al arrastre del agua de lluvia sobre el asfalto. Los agricultores denuncian el desagüe de los excedentes de la depuradora de Torre Pacheco en la rambla del Albujón, que ha vuelto a 'alimentar' en estos días la laguna con barro cargado de nutrientes. Las riadas no han causado sin embargo problemas en Los Alcázares, ya que el arreglo del canal D-7 ha encauzado las aguas y evitado que lleguen a la zona del instituto y el polideportivo. Solo se produjeron bolsas de agua en la plaza de las Pescaderías debido a la rambla de Los Alcázares.

En San Javier se han repetido las inundaciones en el barrio de Los Ríos, donde algunos vecinos han tenido problemas para salir de sus casas. También se han producido grandes lagos de barro en la avenida de la Aviación y en las inmediaciones del instituto Mar Menor.