El centro agrario de San Javier ensaya nuevas variedades ecológicas y de abono

Del Amor comprueba un cultivo de melón, ayer, en San Javier. / CARM
Del Amor comprueba un cultivo de melón, ayer, en San Javier. / CARM

Las firmas San Cayetano, Gregal y Hortamira crean una cooperativa, El Mirador, para innovar en cultivos hortícolas

LA VERDAD

La Comunidad Autónoma ha cedido a tres entidades con implantación regional el Centro de Demostración Agraria (CDA) El Mirador de San Javier para fines de utilidad pública donde se imparten una docena de ensayos de distintas variedades de pimiento en diferentes métodos de cultivo, de desinfección de suelo, de tolerancia a plagas y enfermedades en cultivo ecológico así como fertilización integral y dosificación de abonado ambiental con CO2.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca en funciones, Miguel Ángel del Amor, visitó ayer este centro, en el que actualmente se desarrollan multitud de actividades de demostración y transferencia tecnológica relacionadas con los cultivos hortícolas tanto al aire libre como en invernadero y en cultivo sin suelo o hidropónico.

Las empresas elegidas para el uso del CDA son San Cayetano, Gregal y Hortamira. Las tres entidades han creado una cooperativa de segundo grado, sin ánimo de lucro, llamada El Mirador. Los resultados obtenidos en las actuaciones realizadas tendrán carácter público y serán entregados a la Consejería para su publicación y divulgación. «Para la selección de los ensayos se crea en los centros una comisión paritaria compuesta por dos miembros de la Consejería y dos más de los gestores adjudicatarios que evaluarán conjuntamente los proyectos a desarrollar», apuntó Del Amor.

Los resultados tendrán carácter público y se entregarán a la Consejería para su divulgación

La elección se realizó a través de una convocatoria en la que pudo participar cualquier entidad legalmente constituida cuyo objeto estuviera relacionado con la agronomía. «El período para el cual se autoriza el uso del centro es de cuatro años y consistirá en el desarrollo de actividades de formación y transferencia tecnológica en el sector agrario y alimentario, de interés público», explicó.

«Este centro alberga un almacén de 420 metros cuadrados y una nave de 170 para maquinaria agrícola, dos invernaderos, un embalse de 4.000 metros cúbicos de capacidad y parcelas al aire libre con una superficie de alrededor de 8.000 metros cuadrados», destacó Del Amor. Además, cuenta con vallado perimetral, tractor, cámara frigorífica, red de riego, y estación climatológica, entre otros.

La Región cuenta con una docena de centros de demostración agraria, ubicados en Cieza, Calasparra, San Javier, Águilas, Caravaca de la Cruz, Molina de Segura, Lorca, Torre Pacheco, Totana y dos más en Jumilla. «La Consejería desarrolla en estos centros programas de formación y transferencia tecnológica, como instrumento de divulgación a los agricultores, como técnicas de cultivo innovadoras, más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente», explicó Del Amor.