Una auditoría detecta en San Javier irregularidades en 10 años de gobiernos de PP y PSOE

Fachada del Ayuntamiento de San Javier./F. Manzanera / AGM
Fachada del Ayuntamiento de San Javier. / F. Manzanera / AGM

El informe, encargado por la Corporación, expone que entre 2007 y 2016 no se llegaron a licitar contratos como el suministro eléctrico y el combustible

RAÚL HERNÁNDEZ y ALEXIA SALAS

Ya se conoce el resultado de la auditoría interna, encargada por la Corporación municipal de San Javier a principios de la legislatura, como exigencia de Ciudadanos para facilitar la investidura del actual Gobierno del PP. El análisis de las cuentas anuales del Ayuntamiento correspondientes a los ejercicios 2007 a 2016 constata hasta una veintena de irregularidades. El informe examina los contratos formalizados durante la legislatura de la alcaldesa socialista Josefa García, entre 2007 y 2011, y los mandatos de los populares Juan Martínez de 2011 a 2015 y de José Miguel Luengo, que inició su gobierno en 2015 hasta la actualidad.

Según se desprende del documento, al que ha tenido acceso 'La Verdad', se apuntan irregularidades como la fragmentación en la contratación, la adjudicación de servicios cuyos contratos se prorrogaron más allá del límite legal de cuatro años, así como servicios de suministros -electricidad, telefonía y combustible- que no fueron sometidos a licitación. Además, en otro apartado los auditores indican que se descubrieron casos de desviaciones en las contrataciones de obras con respecto al precio de adjudicación «sin que se acredite en el expediente las razones de dichas desviaciones ni se produzca la perceptiva modificación del contrato».

El texto, de casi 200 páginas, apunta a adjudicaciones directas, prórrogas irregulares, fraccionamientos de contratos y desviaciones. En el análisis de las contrataciones, los auditores detectaron que ante la acumulación de gasto de un proveedor solicitaron los contratos y la licitación sin hallarla. En concreto detalla que, por ejemplo, «en 2007 se detectan 60.805 euros en cuatro facturas de la misma fecha de una empresa de jardinería de la que no hay licitación».

Así, determinados servicios de gran facturación (combustible, suministro eléctrico, telefonía), «no han sido objeto de licitación» hasta 2016. Y, en este sentido, los responsables de la auditoría incluyen entre sus recomendación «licitar también los servicios de limpieza de playas y suministros de productos de limpieza.

Exigencia de Ciudadanos

La concejal de Cs, María José García, aseguró ayer en una comparecencia que el objetivo «era evaluar la correcta gestión de los Presupuestos, así como para proponer mejoras en cuanto a la gestión de los fondos municipales una vez conocidos los resultados, que lamentablemente arrojan múltiples deficiencias». A la vez, lamentó que en materia de personal no existe una relación de puestos de trabajo, los contratos se caracterizan por su alta temporalidad y es necesario elaborar un procedimiento de control previo de los servicios.

En Festejos, entre 2008 y 2009, el informe advierte de que existen facturas fragmentadas por un total de 83.998 y 73.025 euros a una empresa dedicada a la iluminación «por lo que consideramos que estamos ante una evidente fragmentación de contratos». Asimismo, indica el documento que, a pesar de la cuantía, no han hallado «rastros de la necesaria contratación de estos servicios, luego aquí hablamos de contratación de servicios vulnerando el procedimiento de contratación»

Con esta modalidad, los contratos podían ser considerados menores y adjudicarse de forma directa y sin publicidad. Estos son otros de los «incumplimientos» que señalan los auditores y que se repiten en los siguientes años hasta en ocho ocasiones. Varias de las contrataciones analizadas presentan «defectos de forma y fondo», como en el caso del apartado de festejos populares.

Noguera habla de despilfarro

El portavoz socialista José Ángel Noguera insistió también ayer en que «el equipo de gobierno del PP despilfarra el dinero de los sanjaviereños en su propio beneficio, malgastándolo en publicidad, propaganda y festejos populares a precios desorbitados».

En fiestas, la auditoría explica que se trata de una partida con una pauta constante, que es la de una sucesión de contratos menores sin pasar por licitación. De esta manera, lleva a que determinadas empresas acumulen una elevada facturación sin pasar por un proceso de contratación, exigido por ley, «como por ejemplo que, de los 522.798 euros de gasto total de la partida para 2016, una sola empresa de espectáculos tiene facturas por 128.925 euros solo en ese ejercicio de 2016».

Mientras, el actual gobierno indica que de los 903.503 euros en Festejos del pasado año, una parte, 74.114 euros, son gastos del ejercicio anterior pendientes de pago.

Más