Anulan «por indefensión» la condena de seis meses a un capitán de la AGA

Fue procesado por presentar una factura de 2.400 euros por una mudanza que no llegó a realizarse y que cobró

EFE

La Sala de lo Militar del Tribunal Supremo (TS) ha revocado la sentencia por la que se condenó a seis meses de cárcel a un capitán, formado en la Academia General del Aire (AGA) de San Javier, por el cobro de 2.436 euros por un traslado no realizado. La nulidad se debe a que se le causó indefensión al serle denegada una prueba que había pedido. La sentencia ordena celebrar un nuevo juicio, que se deberá desarrollar ante un tribunal distinto y una vez que se haya practicado la prueba propuesta por la defensa de este oficial.

El Tribunal Territorial Primero, en su sentencia de mayo de 2018, declaró probado que este capitán, tras su paso por la AGA, fue destinado a la base de Cuatro Vientos, en Madrid. Y añadió que presentó una factura, por importe de 2.436 euros, por una mudanza que en realidad no se había efectuado, y que cobró, por lo que fue condenado como autor de un delito contra el patrimonio en el ámbito militar.

En la sentencia, se condenó, asimismo, aunque en su caso a tres meses y un día de cárcel, a un teniente que facilitó al otro acusado los tres presupuestos de mudanza y un documento con apariencia de factura que este aportó.

Señala el Alto Tribunal que, durante el juicio que ahora se anula, la defensa del capitán pidió que fuesen entregadas las sentencias de conformidad alcanzadas por la Abogacía del Estado y otros inculpados en casos semejantes, lo que le fue denegado y supuso la vulneración del principio de igualdad, ya que la prueba propuesta era pertinente.

La sentencia cuenta con el voto particular del presidente de la Sala, el magistrado Ángel Calderón, que considera que no debió acordarse la celebración de una nueva vista oral y con otra composición del tribunal. Para Calderón, habría sido suficiente con que, una vez recibida la documentación solicitada, el mismo tribunal, sin celebrar nuevo juicio, dictara el fallo que considerara.

Igualmente, discrepa del sentido mayoritario de la Sala en cuanto a la repercusión de la revocación de la sentencia con respecto al otro acusado, ya que la misma limitó sus efectos al capitán recurrente, cuando considera que también debió extenderlos al teniente.