Alega que iba a robar un coche en San Javier para «protegerse del frío»

El coche, con la ventana rota. /Policía Local de San Javier
El coche, con la ventana rota. / Policía Local de San Javier

La Policía Local sorprende a un presunto ladrón que había reventado el cristal de un vehículo

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍA

La excusa que ofreció a los agentes no coló y fue arrestado por una supuesta tentativa de robo con fuerza y daños en vehículo. La Policía Local de San Javier detuvo a A.C.L., de nacionalidad española y 35 años, al que sorprendió cuando supuestamente se disponía a desvalijar un turismo, de la marca Toyota, que estaba estacionado en la carretera Pinatar. «Un testigo alertó al Cecopal de que un individuo estaba rompiendo la ventana de un coche», explicaron fuentes policiales a 'La Verdad'.

El aviso se produjo a las 7.30 horas, del pasado viernes, y hasta la zona se desplazó un coche patrulla. Los agentes inspeccionaron los vehículos y cuando localizaron el Toyota comprobaron que tenía el cristal delantero izquierdo reventado y en el asiento del copiloto había una piedra de grandes dimensiones. En las inmediaciones localizaron a un individuo cuya descripción coincidía con la que le había ofrecido el testigo que alertó del robo. «El sospechoso aseguró a los agentes que había roto el cristal porque iba a 'protegerse del frío'», detallaron las citadas fuentes. Pero los policías no creyeron que su intención fuese la de resguardarse de las bajas temperaturas y le arrestaron por una tentativa de robo y daños en vehículo.

Dos arrestos en 48 horas

Cuando los agentes comprobaron los datos de este hombre se percataron de que solo 24 horas antes, también había sido arrestado por un supuesto delito contra la seguridad vial. En concreto, a las 12.55 horas del jueves, fue sorprendido en la avenida de La Unión «realizando maniobras bruscas y derrapando en una rotonda, con un Peugeot 106».

La Guardia Civil interceptó el turismo y al detectar que su conductor presentaba síntomas de haber consumido bebidas alcohólicas, reclamaron la presencia de una patrulla de la Policía Local para que le practicase un test de alcoholemia. En la prueba arrojó una tasa de 0,68 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Este lunes se enfrentará a un juicio rápido, en un juzgado de Instrucción de San Javier, por conducir bajo los efectos del alcohol. Y después de esta vista volverá a ser citado, esta vez, para responder a la tentativa de robo.