Un fallo informático global deja en tierra un avión en San Javier

Un fallo informático global deja en tierra un avión en San Javier
  • La aerolínea británica British Airways anula todos los vuelos previstos para este sábado desde y hasta los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick

La aerolínea británica British Airways (BA) canceló todos los vuelos previstos para este sábado desde y hasta los aeropuertos londinenses de Heathrow y Gatwick debido al fallo informático global, incluido el que iba a salir de San Javier a las 20:55 horas, según informó en un comunicado.

La aerolínea dijo que trabaja para restablecer un servicio normal a partir de mañana, aunque prevé retrasos, e irá informando de los cambios a través de su página web y de las redes sociales.

BA precisa que el fallo operativo ha afectado también a su servicio telefónico, por lo que debe comunicarse a través de su web -que en algún momento también ha quedado inutilizada- y de su cuenta en la red social Twitter.

"Nos estamos esforzando por colocar a todos los clientes que debían viajar hoy en los próximos vuelos disponibles durante el fin de semana", explicó la compañía, que aseguró que se reembolsará el dinero de quienes no puedan volar.

BA señala que "espera que la mayoría de los vuelos de larga distancia que debían aterrizar en Londres mañana lleguen con normalidad". La aerolínea asegura que trabaja para restablecer sus servicios "a partir de mañana", pero que es posible que "continúen algunos retrasos y alteraciones".

"Continuaremos facilitando información a través de ba.com, Twitter y mediante los canales de comunicación de los aeropuertos", señala la empresa. "Lamentamos profundamente las molestias causadas a nuestros clientes durante este periodo de vacaciones", añade.

Los problemas experimentados por BA coinciden con el inicio de una semana de vacaciones escolares en el Reino Unido, con los aeropuertos están abarrotados de gente que se dispone a salir de viaje.

El sindicato británico GMB, con amplia presencia en la aerolínea, dijo este sábado que el grave fallo del sistema informático, que ha afectado a vuelos en todo el mundo, "podría haberse evitado" si la empresa no hubiera trasladado a India en 2016 los empleos del departamento de informática.