El francés Michel Legrand cerrará el Festival de Jazz de San Javier

Presentación de la programación del festival.
Presentación de la programación del festival. / Nacho García / AGM
  • El director del festival, Alberto Nieto, presentó la programación completa del evento, que tendrá lugar del 30 de junio al 30 de julio con una treintena de conciertos

El veterano músico francés de jazz Michel Legrand, considerado uno de los mejores de toda Europa en su categoría, será el encargado de cerrar la vigésima edición del Festival de Jazz de San Javier.

El director del festival, Alberto Nieto, presentó este miércoles en Murcia la programación completa de este evento, que tendrá lugar del 30 de junio al 30 de julio con una treintena de conciertos a cargo de otros tantos artistas de los que 12 son españoles y dos más europeos, una apuesta personal del festival por promocionar el jazz del viejo continente.

Legrand, de 85 años, conocido mundialmente por ser el autor de más de 200 bandas sonoras, tiene en su haber 5 premios Grammy y 3 Óscar, y estuvo nominado otras 13 veces a esos galardones.

El artista actuó por primera vez en España este año, en Barcelona, y tras San Javier solo ofrecerá dos conciertos más en el país, en Madrid y Sevilla en 2018.

Su nombre se suma a otros grandes 'cabezas de cartel', dijo Nieto, que ya fueron presentado en un avance de la programación, ya que el festival reunirá este año a artistas de la talla de George Benson (20 de julio), el nuevo proyecto de The Taj Mahal y Keb'Mo'Band (14 de julio), el cuarteto de Charles Lloyd (21 de julio) o Jorge Pardo acompañado por Niño Josele, Tomasito y Albert Sanz (28 de julio), entre otros.

Entre los nuevos nombres anunciados este miércoles, abrirá el festival el guitarrista valenciano Ximo Tebar, quien fue el primer artista en actuar en el Festival de San Javier en su primera edición, y en la misma jornada, Sole Giménez presentará su último disco en una actuación especial con Antonio Carmona en la que rendirán homenaje a Manolo Tena.

El 1 de julio actuará, por primera vez en España, el cantante, trompetista y bailarín estadounidense Chantz Powell, que actúa acompañado por la banda catalana Meets Shakin' All, mientras que el día 5 pasarán por San Javier dos "gigantes" del jazz, ya clásicos en el municipio ribereño, como son Lee Ritenour y Dave Grusin.

El 7 de julio llegará la festival uno de los músicos más importantes de Brasil, Ivan Lins, con cerca de 50 años de trayectoria, en un concierto doble en el que también participará el trío de los españoles Mingo, Coloma y Simón Blues Express.

La histórica banda española Pegasus actuará el 14 de julio y por primera vez ofrecerá un concierto no solo instrumental, sino acompañado por la vocalista Mónica Green, y un día más tarde se celebrará un homenaje a Thelonious Monk en su centenario a cargo de su hijo, T.S. Monk y de la gran cantante Nnenna Freelon, una actuación que solo podrá verse en San Javier y en el festival de Vitoria.

El 22 de julio actuará la banda formada por los cuatro grandes instrumentistas Bob James, Chuck Loeb, Nathan East y Harvey Manson, y ese mismo día habrá también un concierto único en España a cargo del prestigioso guitarrista Buddy Whitington, acompañado por Santiago Campillo y con Mauri Sanchís como invitado especial.

Whitington y Campillo ofrecerán también una 'master class' de blues con los alumnos del Conservatorio de San Javier, una actividad que se recupera en esta edición.

El conocido saxofonista Houston Person actuará el 28 de julio acompañado del All Street Sextet y de la cantante y pianista Dena Dores, el trompetista Jim Rotondi y el vocalista Kevin Mahogany, una formación solo presente en San Javier, y un día más tarde actuará la Barcelona Big Blues Band con los saxofonistas Dani Nel.lo y Ray Gelato.

La programación se completa con los conciertos gratuitos de Funkystep y The Sey Sisters (12 de julio), los murcianos Zoot Suiters (18 de julio) y Lucrecia acompañada de Ramón Valle, Nils Fischer y Yeltsi Heredia (26 julio).

El director del festival destacó que esta cita se consolidó como una de las principales de España, al mismo nivel que el Festival de San Sebastián pero con un presupuesto que es una cuarta parte del que tiene el festival vasco (en torno al medio millón de euros, frete a los 2 millones de San Sebastián) y en un municipio de solo 32.000 habitantes por los 186.000 de Donisti.