Malestar entre docentes y alumnos por la falta de limpieza en el IES Las Salinas de La Manga

  • «La acumulación de polvo, sobre todo tras las últimas obras, ha agravado las alergias de algunos estudiantes», asegura el director

Estudiar y trabajar en un centro con suciedad acumulada desde hace meses es la desagradable situación que sufren los profesores y los alumnos del instituto de Educación Secundaria (IES) Las Salinas, al que asisten más de cuatrocientos estudiantes de La Manga, tanto de la zona de San Javier como de Cartagena, y alrededores como Los Belones. La falta de limpieza se agrava cada vez más desde hace siete meses, aunque desde el pasado enero el uso de aulas y zonas comunes del instituto se hace «insoportable», según afirma el presidente de la Asociación de Padres y Madres de Alumnos, Francisco Espín.

Tanto los suelos como el mobiliario aparecen un día tras otro sin fregar, lo que se ha unido a los restos de las obras que la Consejería de Educación y Universidades ha realizado durante la Semana Santa sin una limpieza posterior. «Los alumnos han encontrado a su regreso de las vacaciones restos de escombros y trozos de aluminio del cambio de las ventanas», asegura el portavoz de los padres.

No renuevan a la empresa

El presidente de la Ampa coincide con el director del centro, Miguel Ángel Molina, en la causa del déficit de limpieza en el centro. «La empresa encargada del servicio de limpieza, TSI Levante, fue informada de que ya no le renovarían el contrato y ha caído en la dejadez absoluta», explican Espín. Asegura que la Consejería de Educación tiene ya siete informes enviados por el centro docente con las incidencias causadas por el déficit del servicio, además de otros dos documentos remitidos por la Ampa, pero la Comunidad Autónoma no ha respondido a ninguno de ellos.

Molina asegura que «los pasillos se quedan sin barrer ni fregar, se acumula el polvo en los muebles y ya ha causado problemas en profesores y alumnos que tienen alergia a los ácaros del polvo, e incluso una profesora tuvo que salir corriendo de una sala porque en las mesas había dos dedos de polvo».

«Hay bastante descontento con la empresa, que se une al problema de las transferencias entre las consejerías de Educación y de Hacienda en la convocatoria del nuevo contrato», señala el director. Tanto desde el centro como desde la asociación de padres coinciden en «la dejadez de la Administración en poner a la empresa en su sitio».

Pendientes de los trámites

A pesar de que los empleados de la empresa siguen en sus puestos, en el centro indican que «no hacen las tareas, van a su aire y no tienen ninguna planificación». Para desesperación de los responsables del instituto, aseguran que desde la Dirección General de Centros Educativos les informaron de que el nuevo estatuto de contratación se tramitará a mediados de mayo, por lo que han perdido la esperanza de que el servicio de limpieza funcione correctamente antes de que termine el curso. Ya han empezado a creer que pasarán los dos meses de final de curso entre polvo, lo que agravará las molestias debido al aumento de las temperaturas.

Por su parte, la Consejería de Educación respondió ayer que ha realizado «una obra de emergencia tras los daños causados por los últimos temporales, en los que hemos invertido 36.189 euros».

Dicho departamento indica que «como se hace siempre y en todos los casos, tras la finalización de las obras se procederá a una limpieza a fondo de las instalaciones afectadas», aunque no precisó cuándo se realizará la 'operación fregona' en el instituto.