El viento llena la orilla de barcos varados y derriba árboles y cornisas

Una de las embarcaciones deportivas arrasatradas hasta la playa de La Ribera a causa del viento.
Una de las embarcaciones deportivas arrasatradas hasta la playa de La Ribera a causa del viento. / Protección Civil
  • Las playas no han perdido tanta arena como en el temporal de diciembre, aunque las máquinas tendrán que recomponerlas de nuevo

El viento azota la costa del Mar Menor desde la madrugada del lunes y ya ha dejado un reguero de desperfectos en la costa de La Ribera y en La Manga. Los servicios municipales han tenido que retirar ya varias ramas y árboles caídos por el fuerte viento y la acumulación de agua en las raíces a cauda de las lluvias de las últimas horas.

En el parque Almansa, en la pedanía de Roda y en varios puntos de Santiago de la Ribera, también en jardines privados, el arbolado ha sucumbido al golpe del viento. Un techo de una vivienda se hundió ayer en la Ciudad del Aire, aunque más preocupante fue el desprendimiento de las placas del techo de la gasolinera de El Zoco de La Manga, donde también se han detectado daños en una parada de autobús, posiblemente a causa del impacto de parte de los objetos que desplazó el viento.

Las lluvias caídas en las zonas más próximas del interior, como el campo de El Mirador y Sucina, han provocado de nuevo algunas riadas en el casco urbano de La Ribera, sobre todo por Cuatro Picos.

Numerosos barcos de los que se encontraban fondeados a la gira de manera irregular, soltaron sus amarres por la acción del viento, y aparecieron varados en las orillas, a la espera de que sus propietarios los aseguren a un atraque más seguro para no poner en riesgo la navegación.

Un tractor limpiaplayas ha ardido en la madrugada de ayer a causa del cortocircuito provocado por la entrada de agua en el sistema eléctrico. Las playas, sin embargo, no han registrados desperfectos como los que dejó el temporal del pasado diciembre, según han informado fuentes municipales.

La alerta amarilla permanece activada hasta mañana, miércoles, cuando la Agencia Estatal de Meteorología pronostica fuertes vientos que irán amainando a medida que avence la jornada.