Dos colectores y un depósito en la avenida Patrulla Águila combatirán las inundaciones

  • La Comunidad financiará estas infraestructuras para frenar las escorrentías al Mar Menor

El Consejo de Gobierno regional aprobó ayer, a propuesta de la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, el gasto para construir nuevas infraestructuras hidráulicas en Santiago de la Ribera, en el término municipal de San Javier, con el objetivo de evitar inundaciones en la zona y escorrentías al Mar Menor.

Entre las actuaciones previstas, se encuentra la ejecución de dos colectores interceptores de aguas pluviales y un depósito de laminación en la avenida Patrulla Águila de esta localidad. El presupuesto total de licitación es de 3.447.729 euros, de los que 278.764 euros se invertirán este ejercicio y el resto, 3.168.965 euros, en 2018.

El trazado de los colectores recogerá y transportará las aguas de lluvia hasta el interior del depósito de laminación, donde quedarán retenidas para su posterior derivación a la red general de saneamiento del municipio. Estas actuaciones estarán financiadas en un 80% por fondos Feder de la Unión Europea, correspondientes a la Inversión Territorial Integrada (ITI).

Por otra parte, siguen avanzando las obras de emergencia aprobadas por el Gobierno central para la recuperación de las playas del Mar Menor afectadas por las inundaciones del pasado diciembre con el objetivo de que estén recuperadas de cara a la Semana Santa. El aporte de la arena perdida suma un total de 120.000 metros cúbicos entre las playas de San Javier, San Pedro del Pinatar y Los Alcázares.