Pozo Aledo reclama «una rotonda segura y un paso peatonal digno»

Atasco en el cruce de Pozo Aledo, en una imagen de archivo. :
Atasco en el cruce de Pozo Aledo, en una imagen de archivo. : / LV
  • El Ayuntamiento traslada la propuesta vecinal a Fomento, que planea una solución alternativa al cruce

Salir de Pozo Aledo sigue siendo una operación arriesgada. Los vecinos, que reclamaban hace más de 20 años unos accesos seguros a pie y por carretera, no acaban de hacerse oír por quienes tiran de rotulador para trazar las carreteras de la Región. Después de varios años de accidentes, decidieron crear una plataforma, que está integrada básicamente por vecinas, sobre todo madres y abuelas preocupadas por si sus hijos y nietos menores llegarán sanos y salvos al instituto o al polideportivo si van en bici, sobre todo porque tienen dos alternativas poco aconsejables: una, un paso peatonal que es en realidad el desagüe de agua de lluvia de la autovía, inundable y solitario -su única mejora fueron los focos que instaló el Ayuntamiento-. El otro es una rotonda con una densidad de tráfico de 21.000 vehículos diarios, cuya única acera para llegar a San Javier se encuentra al otro lado del nudo de carreteras. «Por evitar el paso peatonal de la autovía preferimos caminar por el arcén», explica la portavoz de la Plataforma Cambiemos la Rotonda de Pozo Aledo, Práxedes Navarro.

«He retrasado mi operación porque me inquieta que mi hijo vaya solo al colegio», comenta la portavoz. Los vecinos saben que esa carretera secundaria «es el atajo usado por los conductores que han bebido o para eludir los controles policiales de la rotonda».

Lleno de obstáculos

Si salir de Pozo Aledo a pie es toda una yincana, por carretera no está exenta de obstáculos. Navarro reconoce que «logramos ganar visibilidad cuando redujeron la altura del talud de la rotonda, pero aún queda mucho para que sea una rotonda de verdad, porque no lo es, solo tiene su forma, pero funciona como un cruce». Después de muchas cartas con planos adjuntos a la Comunidad, les sorprendió que la Consejería de Fomento anunciase recientemente las obras de una solución que, según la Plataforma, no resuelve los errores del trazado circular, sino que acrecienta la peligrosidad.

«Al abrir un acceso directo a la autovía AP-7 dirección Cartagena, como nosotros pedíamos, lo hacen cruzando la circulación de manera perpendicular a los coches que llegan de la autovía RM-19 procedente de Murcia, cuando hasta ahora esos vehículos ni siquiera ceden el paso», señala la portavoz. En su propuesta, la Plataforma deja claro que «nuestra única ventaja es que conocemos muy bien esta zona y por eso queremos que nos escuchen».

Como solución para evitar colisiones, plantean «eliminar las señales contradictorias en el interior de la rotonda, que incluye un 'stop' y un 'ceda el paso' para los coches que circulan dentro de la glorieta, lo cual incumple la normativa de circulación». «Los conductores que avanzan dentro de la circular creen que tienen preferencia, como ocurre en las rotondas de verdad, lo que unido al exceso de velocidad de los coches que vienen de la autovía, genera imprudencias y accidentes», explica Navarro.

Proponen, además, ampliar el diámetro de la rotonda para que los conductores de la RM-19 tengan que ceder el paso y así los vehículos procedentes de Pozo Aledo pueden incorporarse a la autovía de Cartagena sin un cruce arriesgado. Con el cambio de la rotonda defienden que «se establecería una circulación rotatoria, más fluida, ya que no funcionaría como un cruce, y con accesos directos al aeropuerto, a Los Alcázares, a Cartagena y a Alicante.

Un problema histórico

El concejal de Urbanismo, Antonio Luengo, que ha recogido esta semana las propuestas de los vecinos, dice que «le hemos pedido a la Comunidad que revise las alternativas que plantea la Plataforma porque queremos que se resuelva un problema histórico». Luengo reconoce que «la Plataforma ha hecho un trabajo constructivo y minucioso y creo que entre todos vamos a encontrar una solución viable». Cree que «la solución que platea la Comunidad tiene la ventaja de que no hay que expropiar terrenos».

El edil asegura que estudiarán sin embargo dos alternativas posibles: habilitar la acera que bordea el muro y abrir dos pasos de peatones bajo el puente o, como solución de futuro, levantar un paso elevado como los que arquean la carretera de La Zenia.