Aidemar pone la meta en el Mulhacén

Deportistas de Aidemar junto al gerente de Aidemar, Miguel Andreo, y el concejal de Deporte, Carlos Albaladejo.
Deportistas de Aidemar junto al gerente de Aidemar, Miguel Andreo, y el concejal de Deporte, Carlos Albaladejo. / Aytto. SJ
  • El proyecto 'Sin límites 2017' incorpora el montañismo a su programa deportivo para discapacitados

Aidemar da un paso más en materia deportiva y pone en marcha el proyecto 'Sin límites 2017', con el que se introduce el montañismo en su oferta deportiva para personas con discapacidad psíquica, a través de un programa que incluye la subida a una cima distinta cada mes hasta llegar en julio al Mulhacén, el pico más alto de España.

El concejal de Deportes, Carlos Albaladejo apoyó la iniciativa que se presentó en el Ayuntamiento con la asistencia del gerente de Aidemar, Miguel Andreo, quien recordó que en “los genes de Aidemar está el superar barreras”, el coordinador deportivo de Aidemar, Pedro Sánchez y el presidente del club Chotacabras de montañismo, Nicolás Zapata, que destacaron lo “ilusionante”, de un proyecto en el que llevan trabajando hace tiempo.

El proyecto, que también está abierto a discapacitados que no pertenezcan a Aidemar, y a personas sin discapacidad, cuenta con la colaboración de la FEDEMIPS, Federación de Deportes para Minusválidos Psíquicos, el Ayuntamiento de San Javier y el club de montañismo Chotacabras, cuyos técnicos estarán al frente de cada expedición.

Nicolás Zapata, con gran experiencia como alpinista, explicó que el programa, dirigido a personas habituadas a la práctica deportiva, se ha diseñado con un incremento progresivo de la dificultad comenzado el próximo domingo 29 de enero, con una subida al Cabezo Gordo(312m), a la que ya se han inscrito 20 personas que recorrerán siete kilómetros.

En febrero está previsto subir el Pico Roldán de 494 metros; en marzo el Morro Chico de 1.444 metros; en abril los 1.558 metros de Aitana; en mayo le tocará a Revolcadores con sus 2.015 metros; en junio La Sagra de 2.381 metros y por último, en julio el gran reto del programa, el Mulhacén con sus 3.478 metros.

Los organizadores advirtieron de la dificultad que puede aparejar este programa aunque el reto es demostrar que con esfuerzo todo se puede conseguir. Pedro Sánchez, coordinador del Club Deportivo Aidemar que este año recibe uno de los Premios al Deporte local, agradeció la colaboración de Fedemips, para conseguir aseguradoras para cada evento, algo en lo que encontraron cierta resitencia según puso de manifiesto el gerente de Aidemar, Miguel Andreo.

Las ascensiones no revisten peligro puesto que se trata de rutas de senderismo y están dirigidas a personas habituadas a hacer deporte, con discapacidad intelectual aunque también está abierta a personas sin discapacidad. Los interesados en inscribirse, gratuitamente, pueden hacerlo a través de la web de Aidemar www.aidemar.com