El teatro griego y la diosa de la tragedia protagonizan el Festival de Teatro

Los artistas de Muher, a la izquierda del cartel, junto a la consejera Arroyo, el concejal de Cultura David Martínez y los ediles Carlos Albaladejo, Antonio Martínez y Pedro López.
Los artistas de Muher, a la izquierda del cartel, junto a la consejera Arroyo, el concejal de Cultura David Martínez y los ediles Carlos Albaladejo, Antonio Martínez y Pedro López. / Aytto S.J.
  • Muher firma este año un colorista cartel para la 48 edición, presentado en la feria nacional del Turismo Fitur

Cuenta el mito que Melpómene, siendo bella, rica y poderosa, no podía ser feliz, una condición tan humana que Zeus debió encontrar apropiada para nombrar a una de sus hijas diosa de la tragedia. Los trazos de Muher, esa dualidad artística formada por Francisca Muñoz y Manuel Herrera, no han suavizado el gesto tenso de la divinidad en la obra que representará el cartel de la 48 edición del Festival de Teatro, Música y Danza de San Javier, patrocinado por La Verdad. Sí lo han revestido con el potente colorido marca de la casa Muher, que incluso logra mostrar las oscuridades que esconde el rostro de la musa tras una claridad de rayo.

No es casualidad que Melpómene imponga su presencia en el espíritu del Festival de este año, ya que la Antigüedad clásica será la gran inspiración de la 48 edición, que tendrá "una especial dedicación al teatro grecolatino, además del teatro de autor, del teatro clásico, el Siglo de Oro y la música y la danza, que este año serán más internacionales que nunca", explica el director del Festival y concejal de Cultura, David Martínez.

Tras el cartel del pasado año, realizado por el artista murciano Nicolás de Maya, el Festival quiere "seguir ligándose a la obra de reconocidos artistas nacionales e internacionales, crecer y enriquecerse con ellos, fusionar la inmaterialidad de las artes escénicas con lo material de las artes plásticas", señala el director. Los autores elegidos este año, el dúo murciano Muher, aunque afincado en Totana, extiende su fama a otros continentes como Asia y América. Muñoz y Herrera han creado el crucifijo de cuatro metros de altura que la Universidad Católica San Antonio va a donar este año al Vaticano. El dúo artístico proyecta también participar con una performance en el pabellón español de la Expo de Astaná (Kazajistán) como ya hicieron en la de Milán hace dos años. En el expositor murciano de Fitur, donde el Ayuntamiento presentó la imagen de este año, los dos artistas firmaron decenas de pequeños carteles del Festival de San Javier para los visitantes de la feria madrileña.

Su diosa de la tragedia representará en los próximos meses el Festival de agosto con la paleta de colores que suele identificar al dúo murciano, esos tonos mediterráneos que abarcan la intensidad de las aguas de altamar, el verde de las parras tiernas, los tostados robados a la piel de las frutas y ese primer sol de la mañana que ciega los ojos. En la mano, Melpómene sostiene la cara de espanto de la máscara de la tragedia.

El director anunció en Madrid que "el Festival volverá a salir a la calle, volverá a hacer un guiño al circo y contará con actividades paralelas como exposiciones, cursos de teatro, encuentros de artistas con el público y una programación variada que invite al público a vivir una auténtica experiencia cada noche que se le levante el telón". Martínez avanza que "las tres próximas ediciones, hasta el 50 aniversario, conmemorarán las grandes etapas de la historia del teatro". El Festival ha reforzado en los últimos meses las relaciones con otros festivales de verano, lo que según el edil "permitirá a San Javier contar con grandes producciones artísticas únicamente vistas en festivales de la talla de El Grec de Barcelona, Sagunto y Mérida".