El ministro Zoido respalda el Mar Menor como 'zona catastrófica' tras las riadas

El ministro Zoido con el alcalde y el presidente murciano, esta noche, en el paseo de La Ribera.
El ministro Zoido con el alcalde y el presidente murciano, esta noche, en el paseo de La Ribera. / Aytto SJ
  • Los servicios de emergencias han atendido a más de 500 vecinos en dos días de intensas lluvias y calles inundadas por el desbordamiento de las ramblas

Las intensas lluvias pasan factura a San Javier y toda la comarca del Mar Menor. Las intensas precipitaciones y el desbordamiento de las ramblas han convertido durante dos días al municipio en una piscina con numerosas calles cortadas y vehículos atascados. Los servicios de emergencias tuvieron que atender a más de 500 personas, de los que 60 fueron evacuados de sus casas ya inundadas y trasladados al centro cívico Parque Almansa para pasar la noche a salvo. De los vehículos varados en avenida completamente anegadas, los operarios de Protección Civil han rescatado a 120 personas.

Tras las intensas lluvias del domingo, los vecinos han iniciado las operaciones de limpieza y evaluación de daños. El Ayuntamiento ha habilitado el teléfono 638 100 111 para que los vecinos puedan comunicar sus pérdidas. Una oficina específica para los efectos del temporal atiende también a los afectados. A falta de cuantificar los daños en las instalaciones públicas, calles, paseos y playas, hoy lunes ha comenzado el plan de recuperación.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, acompañado por el presidente regional Pedro Antonio Sánchez y el alcalde de San Javier José Miguel Luengo visitó esta noche Santiago de la Ribera donde pudo comprobar el estado en el que han quedado las playas tras el temporal. El Ministro se ha desplazado al Mar Menor para ver sobre el terreno los daños ocasionados por el temporal y coordinar con el gobierno regional la evaluación de daños y los trámites para la obtención de ayudas declarando "situación de naturaleza catastrófica" en las zonas afectadas.

El temporal de lluvia y viento ha provocado numerosos daños materiales en La Manga del Mar Menor, donde no hay que lamentar daños personales. Las incidencias de mayor importancia han afectado a mobiliario urbano y de playa, así como al asfalto en zonas de la Gran Vía. Asimismo se han producido problemas con el alumbrado público que se han ido subsanando.

Lo mismo ocurrió con dos estaciones de bombeo principales y otra secundaria, que tuvieron incidencias y que fueron solucionadas rápidamente por la empresa de mantenimiento. El pabellón deportivo también se ha visto afectado por filtraciones de agua. Las playas tanto del Mar Mediterráneo como del Mar Menor ha resultado seriamente afectadas y serán objeto de una valoración de daños, junto con las playas de Santiago de la Ribera que se encuentran igualmente dañadas, con socavones y pérdida de arena.