El deporte y la cerámica como terapias para la enfermedad mental

Un grupo de usuarios de Afemar, junto al alcalde José Miguel Luengo y la edil Estíbaliz Masegosa.
Un grupo de usuarios de Afemar, junto al alcalde José Miguel Luengo y la edil Estíbaliz Masegosa. / A. Salas
  • El Ayuntamiento de San Javier aporta 3.000 euros a Afemar para los talleres que mejoran un mal que sufre una de cada cuatro personas a lo largo de la vida

Las enfermedades mentales afectan a uno de cada cuatro personas a lo largo de la vida y, para mejorar su evolución y contar con terapias accesibles, necesitan del apoyo de las administraciones públicas más cercanas. Por eso el alcalde de San Javier, José Miguel Luengo y la presidenta de la Asociación de Familiares y Personas con Enfermedad Mental del Mar Menor, AFEMAR, Juana Romero, acab de firmar la renovación de un convenio de colaboración entre ambas instituciones que supondrá la aportación municipal de una ayuda anual de 3.000 euros a la asociación.

Juana Romero, que acudió acompañada por un grupo de usuarios de los servicios que presta Afemar, agradeció “la ayuda y el apoyo que recibimos del Ayuntamiento de San Javier” y explicó que el convenio firmado “permite a AFEMAR cubrir los talleres ocupaciones, como el de cerámica, que se creó gracias a esta ayuda, o el taller deportivo destinado a la participación en la liga Feafes Pro Salud Mental”.

El alcalde, José Miguel Luengo, que estuvo acompañado por la concejal de Servicios Sociales, Estíbaliz Masegosa, reconoció la “gran labor que realiza Afemar no solo en la atención de personas y familiares afectados sino en la concienciación social sobre una enfermedad que no debe resultarnos ajena”. Juana Romero recordó que “una de cada cuatro personas sufre una enfermedad mental a lo largo de su vida, y que menos del 25% de los afectados está diagnosticado correctamente”.

La sede de AFEMAR está ubicada en San Francisco de Asís, 4 de Lo Pagán, San Pedro del Pinatar desde donde ofrecen servicios comarcales dirigidos a la comunidad a través de campañas de sensibilización y concienciación, captación de voluntariado y actividades de participación comunitaria. Asimismo se ocupan de las familias a través de programas de acogida y de formación.

Las personas con enfermedad mental disponen de un Centro de Día con el programa de acogida, servicio de psicología, atención domiciliaria, talleres ocupaciones y actividades de ocio y tiempo libre a través de un Club Social. Además cuenta con un servicio dirigido a menores entre 6 y 18 años, con trastornos de conducta, alimentación, del comportamiento y de aprendizaje.