Educación estudia cómo evitar guetos de alumnos extranjeros en los colegios

Salida de uno de los centros escolares de San Javier.
Salida de uno de los centros escolares de San Javier. / A. Salas
  • La mayor concentración de escolares árabes en dos colegios dificulta la enseñanza de materias y la integración

La elevada concentración de alumnos árabes con escaso conocimiento del idioma español dificulta la enseñanza de las materias escolares y la integración. Así lo han comprobado en los colegios Severo Ochoa y Joaquín Carrión, donde los maestros deben dedicar la mayor parte del tiempo en enseñar la gramática castellana a los escolares extranjeros, en lugar de impartir las materias del curso. "Como la mayoría de los alumnos tienen nacionalidad española, no cuentan a la hora de solicitar más recursos de diversificación en los centros, pero en la realidad se traduce en una dificultad creciente para seguir el ritmo del curso", explica una docente del Severo Ochoa.

La concejal de Educación, Catalina Pérez, ha solicitado a la Comunidad Autónoma la llegada de más recursos para la atención a la diversidad lingüística en los colegios Severo Ochoa y Joaquín Carrión. "Necesitamos que se incorporen como centro de atención preferente por el alto número de alumnos extranjeros, lo que supondría disponer de más profesorado para la comprensión y expresión del idioma", explica la edil.

El alto porcentaje de alumnos de habla extranjera lastra la dinámica interna de los colegios Severo Ochoa y Joaquín Carrión, cuyos docentes han manifestado ya desde hace tiempo su impotencia por la falta de medios para atender la diversidad lingüística. La mayoría de los alumnos, aunque presenta dificultades para comprender y expresarse en castellano, tienen nacionalidad española, por lo que los centros donde están matriculados no cuentan con argumentos para obtener refuerzo educativo espacializado.

La concejal de Educación, Catalina Pérez, estudiala creación de "una nueva línea de transporte, más abierta, para que las familias puedan elegir entre otros centros y evitar así la excesiva concentración de alumnos de habla extranjera". "Invitaremos a los padres a que escolaricen a sus hijos en otros centros y, de paso, poder trabajar en la integración familiar", explica la edil.