Las playas de La Ribera y La Manga tendrán socorristas hasta final de septiembre

Puesto de vigilancia en la playa de La Manga en la zona de San Javier.
Puesto de vigilancia en la playa de La Manga en la zona de San Javier. / Ayto San Javier
  • La vigilancia se mantiene con 8 puestos abiertos hasta el día 15 y con cuatro en la segunda quincena

Las playas de San Javier contarán con socorristas durante todo el mes de septiembre, que en los últimos años se ha perfilado como uno de los que más bañistas aportan a las playas murcianas, aunque la drástica reducción de veraneantes que se produce cuando empìezan las clases escolares tiene también su repercusión en el litoral. El Plan Copla considera septiembre un mes de peligro medio, mientras que a su conclusión y hasta el 1 de octubre el grado de siniestralidad del litoral está catalogado como de grado bajo.

Como municipio turístico, San Javier mantiene vigilancia en sus playas para completar los servicios turísticos y garantizar la seguridad de los bañistas que se acercan a disfrutar de unas playas menos saturadas pero con elevadas temperaturas y sol constante. Las playas de Santiago de la Ribera y de La Manga contarán con ocho puestos de Protección Civil abiertos y en funcionamiento hasta el 15 de septiembre.

En la segunda quincena de septiembre, serán cuatro los puestos abiertos, dos en La Ribera y dos en La Manga. Las playas de Barnuevo y Castillitos en La Ribera, y Banco del Tabal II y Mistral en La Manga, contarán con vigilancia y socorristas en activo hasta el 1 de octubre, cuando se cerrarán todos los puestos.

A partir de octubre, las emergencias que sucedan en las playas o en las aguas litorales del municipio serán atendidas igualmente por los servicios de emergencias, aunque el aviso lo recibirá el centro de coordinación 112. Los socorristas han atendido este año de nuevo las consultas e incidencias de los turistas, además de las tareas de ayuda en el baño a discapacitados. Heridas, picaduras de animales o alergias son las incidencias más comunes que suelen atender los vigilantes de los puestos de playa.

La costa de La Manga y La Ribera ha estado atendida este año por 50 socorristas contratados por el grupo Eulen, que coordina el servicio de vigilancia de playas de San Javier, bajo la supervisión de Protección Civil. La atención a los ancianos, que suelen ser los principales afectados por los golpes de calor y los síndromes de inmersión en el Mar Menor, es una de las tareas que requieren mayor atención en la costa. Durante este verano, el viento de Levante, que ha obligado a izar varios días la bandera roja en las playas de La Manga les ha obligado también a mantener la alerta ante los bañistas que desafían el potencial peligro de los temporales.