'Aplauso al deporte' nace para ayudar a los jóvenes con la actividad física

El deportista paralímpico Lorenzo Albaladejo en la pista de atletismo de San Javier.
El deportista paralímpico Lorenzo Albaladejo en la pista de atletismo de San Javier. / A. Salas
  • El deportista paralímpico Lorenzo Albaladejo crea la fundación para recaudar fondos para escolares discapacitados o con problemas sociales

El deporte como motor de superación. Es la filosofía con la que nace la Fundación 'Aplauso al deporte' que acaba de crear en San Javier el deportista paralímpico local Lorenzo Albaladejo. "Pretende motivar a los niños y niñas con discapacidad o con problemas familiares o sociales a superarsus limitaciones a través del deporte", explica el plusmarquista murciano, que obtuvo dos diplomas en los Juegos Olímpicos de Londres.

La intención de 'Aplauso al deporte', que ya cuenta con su página web, es acumular una cadena de aplausos -ya cuenta con el saludo y apoyo de 60 deportistas olímpicos- para lograr las notoriedad que permita obtener fondos públicos y privados para financiar las becas de los jóvenes deportistas seleccionados por un equipo multidisciplinar, que realizará seguimiento y apoyo de su actividad física y su superación personal.

"No solo los que ganan medallas merecen aplausos. Yo ya he tutorizado a algún chaval en el deporte para probar el efecto positivo del deporte", señala el paralímpico, que se prepara ya para el Mundial y para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Albaladejo está convencido de que "el deporte genera endorfinas y cambios fisiológicos, previene enfermedades y proporciona motivación".

Los obstáculos que encuentran los jóvenes para la práctica deportiva o siemplemente para llevar una vida sin limitaciones económicas para garantizar las necesidades básicas, han calado en la conciencia de este deportista, que tuvo que superar sus propios obstáculos. Lorenzo nació con parálisis cerebral y, a partir de ahí, asegura que sus padres le dijeron: "Lo que consigas depende de ti". En la pista de atletismo de San Javier pasó innumerables horas de entrenamiento hasta lograr incorporarse al deporte de élite.

Ha logrado récord de velocidad en 100, 200 y 400 metros y ha participado en los Juegos Olímpicos de Londres, aunque una temporada a menor rendimiento tras una lesión, le impidió clasificarse para los Juegos de Río. "La fundación me ha devuelto la ilusión, pero a partir de ahora a por Tokio a muerte", asegura el deportista.