Ederlinda Fuentes, con su obra. Herrero
Ederlinda Fuentes, con su obra. Herrero / M.

«La vida social de los colonos en Guinea era muy intensa»

  • Ederlinda Fuentes Camaró. Escritora

«Mi pasión es escribir, no tengo otra predilección en la vida que narrar cosas, además de la arqueología y mi familia», indica Ederlinda Fuentes Camaró (Bata Rio Munich, Guinea Ecuatorial, 1953). Escribe con el seudónimo de Gudea de Lagash. A los 17 años se vino a España y, desde hace casi dos décadas, reside en San Javier. Ha estudiado Historia por la Universidad a Distancia (UNED) y acaba de sacar a la calle su libro 'La sombra del egombe-egombe'.

-¿Qué significa el título del libro?

-Es el árbol que da sombra. Egombe-egombe es un especie de arbusto emblemático de África.

-¿Cómo clasificaría su obra?

-Memoria biográfica novelada.

-900 páginas tiene el ejemplar. ¿Cuánto tiempo ha tardado en escribirlo y qué quería transmitir?

-He tardado siete años. Lo he escrito porque necesitaba contar mi vida y la de mi familia. También pretendo hacerle un homenaje a mi padre, Ángel, que es el principal protagonista del texto.

-¿En qué se centra?

-En África; sobre todo, cuando Guinea era colonia española. El tiempo se traslada desde cuando mi padre estuvo durante la Guerra Civil en aquél país hasta que éste logró la independencia.

-¿Aporta algo novedoso la historia?

-Una gran información sobre la vida social entre blancos y negros en la etapa colonial española; las costumbres y vivencias en este trozo de África. El comportamiento de los colonos y de los militares. La existencia de mis padres y mi propia infancia. El libro se centra en los años de 1936 a 1968.

-¿Cómo era la vida de los colonos?

-Tenían una vida social muy intensa; todo el mundo poseía servicio e iban a los clubs sociales y a las fiestas de gala, ya podían ser zapateros remendones o militares de alta graduación. La yuca era el oro en polvo, se enviaba desde allí a la Península porque con ella se hacía pan, y en época de la postguerra era muy demandado.

-¿Cómo eran las relaciones entre blancos y negros?

-Existía un racismo descafeinado; ellos querían vivir con los españoles pero la relación era muy difícil. Lo que más existía era un contacto entre blancos con mujeres negras.

-¿Y las tribus?

-Había muchísimas. Si yo hubiese sido negra mi tribu sería la paume. Eran los más difíciles de doblegar, con más instintos negativos; de hecho el presidente Macías y el actual, Obiang, son paumes.

-¿Destacaría algún capítulo de su libro?

-'Ganas de vivir' y 'Annobon'. El primero trata de la lucha por vivir, por nacer, pues mi madre no quería tener más hijos estando embarazada de mí. Annobon es el nombre de una isla, y allí mi padre tuvo que estar seis meses. Era un islote prisión, y allí enviaban a los presos negros que habían cometido algún delito grave. De allí no podían escapar.

-¿Tenía alguna característica especial esta isla?

-La pesca de las ballenas y el ritual de subir a horcajadas a los niños sobre los cachalotes que pescaban con la idea de que éste le transmitiese sus energías al pequeño.

-¿Qué cargo tenía su padre?

-Cuando estalló la Guerra Civil era guardia motorista de la Benemérita; estuvo en primera línea de guerra, en las batallas del Ebro y de Teruel, y también entró en Cataluña. Posteriormente marchó a Guinea de instructor de la guardia colonial. Fue condecorado como caballero de la Orden de África.