http://static.laverdad.es/sanjavier/menu/img/sanjavier-desktop.jpg

Derribarán un chalé construido hace 15 años en suelo público

Imagen de la tapia del chalé ilegal que el Ayuntamiento quiere derribar./Alexia Salas
Imagen de la tapia del chalé ilegal que el Ayuntamiento quiere derribar. / Alexia Salas

La demolición de la vivienda, a escasos metros de la playa de La Ribera, es «inminente», según el Ayuntamiento

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

El Ayuntamiento de San Javier ha abierto un expediente de disciplina urbanística a un chalé construido hace más de 15 años sobre suelo público a pocos metros de la playa de Santiago de la Ribera. Según informó la Concejalía de Urbanismo, la demolición es «inminente», ya que se ha concedido el plazo de un mes al propietario para que la derribe. Si no lo hace, el Ayuntamiento se ocupará de las tareas con coste al infractor. La misma suerte correrá un edificio de tres plantas situado en la misma franja de terreno público en la calle La Granja. La torre, propiedad actualmente de la Caja Castilla-La Mancha -según fuentes municipales- se encuentra ya en estado de ruina. El Consistorio recuperará así este espacio público, que «debió expropiar hace años al dueño para evitar ahora tener que compensarle con otra parcela», explicó el concejal de Urbanismo, Antonio Martínez.

El conflicto del chalé acumula una historia larga y compleja. Según el Ayuntamiento, en sus inicios, el propietario tenía allí un pequeño almacén de herramientas, pero después logró licencia municipal para construirse la vivienda «porque era suelo edificable según el Plan Doval de Santiago de la Riber», aunque el denunciante asegura que el PERI de 1977 lo calificó como aparcamientos públicos.

Un informe de la Comunidad Autónoma dejó claro que la «estrecha cuña» de terreno debía destinarse a espacios libres, lo que se unió a la denuncia del vecino al que el chalé tapó por completo el acceso peatonal, condenándolo a utilizar solo la entrada de garaje por otra calle. Y no solo eso. Una tapia de cemento se instaló en la valla del jardín del denunciante sin dejar un solo centímetro de margen, al igual que obligó a reducir el vial exterior y dibujar un extraño estrechamiento en la acera.

La misma suerte correrá otro edificio de tres plantas, en ruinas, en la calle La Granja

Tras varios años de litigios, el vecino afectado recuperará su acceso original, y la barriada contará de nuevo con la calle al completo, aunque el conflicto no acaba ahí. La clausura del acceso por la calle La Granja ha condicionado el registro de las parcelas de toda esa manzana de la Ciudad del Aire, que se encuentra en proceso de cambio urbanístico.

Los vecinos lamentan que un conflicto puntual como el del chalé ilegal se haya convertido en un problema comunitario, pues consideran que la irregularidad en los accesos hizo que el Ayuntamiento registrara dos parcelas -con una familia en cada una- en una sola de más de 1.500 metros. «¿Cómo pagaremos dos residentes el IBI en un solo recibo? ¿Cómo podremos comprarla vivienda al Instituto de Vivienda, Infraestructuras y Equipamiento de la Defensa (Invied)», se preguntan.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos