http://static.laverdad.es/sanjavier/menu/img/sanjavier-desktop.jpg

La AGA simula el choque de un C101 contra un avión de pasajeros

Los equipos de emergencias atienden a los actores que hacen de víctimas en la pista. /AGA
Los equipos de emergencias atienden a los actores que hacen de víctimas en la pista. / AGA

Alumnos del IES Mar Menor y del CIFP Hespérides actuaron como 'extras' en el simulacro de accidente aéreo en la pista de San Javier

A. SALASSAN JAVIER

Incluso en la ficción, el balance mortal de un accidente aéreo produce escalofríos. La Academia General del Aire ha querido estar preparada para cualquier situación, por temible que parezca. El imaginario choque entre un avión militar C-101, de los que pilota la Patrulla Águila, y una aeronave comercial de pasajeros cobró forma en plena pista de San Javier.

La base aérea militar y el aeropuerto de San Javier, según indica la normativa de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) y de acuerdo con los procedimientos internos de emergencia de la propia Academia General del Aire, el Plan de Emergencias y el Plan de Autoprotección del aeropuerto, realizaron un simulacro de emergencia organizado y coordinado de forma conjunta.

El objetivo de este ejercicio era comprobar y evaluar los procedimientos de actuación y coordinación, así como analizar su eficacia y el grado de conocimiento e integración de todos los colectivos implicados en la atención de una supuesta emergencia aérea.

En la pista de San Javier se llevó a cabo el ejercicio denominado 'Ficticia 17', que consistió en la simulación de un accidente aéreo que con solo imaginarlo pone los pelos de punta: una aeronave militar C-101 impacta contra un avión civil de transporte de pasajeros, tipo A319, que se encontraba estacionado en la plataforma de aeronaves y se disponía a proceder al desembarco de los pasajeros.

La tripulación del C-101 estaba formada por dos pasajeros militares, y la aeronave comercial transportaba a 70 pasajeros más las cuatro personas de la tripulación.

Como si un director de cine diera la voz de ¡acción!, el simulacro comenzó cuando la torre de control detecta el impacto y declara alarma general. A partir de ese momento la alerta a los servicios de extinción de incendios del aeropuerto y de la base aérea corre como la pólvora, y se activan los puestos de mando. El simulacro inicia entonces la secuencia de acciones de cada elemento implicado en la emergencia. Además de los propios de la AGA y de Aena, se ha incluido otros externos como la Delegación del Gobierno, el servicio de emergencias 112 de Protección Civil de Murcia, San Javier, Los Alcázares, Torre Pacheco y San Pedro del Pinatar, el 061 de Sanidad, Cruz Roja, el Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento, la Guardia Civil, la Policía Nacional, la Policía Local de San Javier, los Institutos de Medicina Legal de Cartagena y Murcia, y el Juzgado de San Javier.

El balance del accidente ha sido de cuatro muertos, 40 heridos graves y 30 leves o ilesos. Los figurantes-víctimas han sido alumnos del IES Mar Menor y del CIFP Hespérides convenientemente caracterizados por los propios alumnos de ese centro

En el simulacro se analizaron los tiempos de reacción y respuesta de todos los colectivos, tanto internos como externos. En el exámen participaron evaluadores de los diferentes organismos, por lo que las lecciones aprendidas serán empleadas para las oportunas modificaciones en los respectivos planes de emergencia.

En la planificación y realización del simulacro se tuvo en cuenta que el ejercicio de coordinación de emergencias no afectara a la operatividad diaria del aeropuerto de San Javier ni de la base aérea.

Temas

Sucesos

Fotos

Vídeos