La recogida de basuras se agiliza con la nueva nave que ha pagado la concesionaria

El arquitecto explica el proceso de construcción de las nuevas instalaciones del servicio./ A. S.
El arquitecto explica el proceso de construcción de las nuevas instalaciones del servicio. / A. S.

«Se mantendrá la tasa 'cero euros' a los vecinos», promete el alcalde en el estreno de la instalación, que tendrá un surtidor de combustible

ALEXIA SALAS

Las rutas de la recogida de basuras se podrán agilizar con las funciones que aporta la nueva nave que construye la empresa FCC, concesionaria del servicio de retirada de residuos y limpieza urbana. Los camiones ya no tendrán que gastar tiempo en repostar combustible en las gasolineras públicas, ya que la nueva sede contará con un surtidor propio con capacidad para más de 30.000 litros.

La flota de camiones para la recogida se podrá incorporar directamente a las rutas -cada camión vacía 170 por salida-, de modo que se aprovecharán mejor los turnos de trabajo de los 36 operarios de calle que hacen funcionar el servicio. Lo mismo sucederá con la flota de vehículos de limpieza -5 aspiradoras, dos fregadoras, dos hidrolimpiadores, 4 barredoras y 10 sopladoras-, más los camiones de hidrolavado de los 1.180 contenedores repartidos por el casco urbano y las pedanías. Además, «la nave permitirá aumentar la productividad, de modo que el servicio tendrá más capacidad de recogida y de tratamiento de residuos», asegura el director de la obra, Isidro Marcos.

La nave, en la que la compañía ha invertido 500.000 euros y cuya titularidad revertirá al Ayuntamiento cuando finalice el contrato, mejora la sostenibilidad del servicio, ya que cuenta con un lavadero para los vehículos, dotado de un sistema de recogida y reutilización de aguas que evita cualquier tipo de vertidos y aumenta el ahorro. También canaliza las aguas residuales para su posterior uso en el lavado o mantenimiento de la nave de 1.800 metros que se ultima en el polígono Alto del Villar.

Parcela municipal

La obra se ha realizado sobre una parcela municipal de 2.752 metros cuadrados, por lo que se ha podido añadir un patio de 800 metros. «Se encuentra en una situación estratégica, en la entrada sur de San Javier, y era una condición del contrato que revertirá en los vecinos», aseguró ayer el alcalde, José Miguel Luengo.

Los 40 trabajadores del servicio también notarán las ventajas de la nueva sede, equipada con vestuarios, comedor y unas oficinas abiertas a la atención al público. La amplitud de la nave y las medidas de seguridad en los cerramientos permitirán mejorar la seguridad de la flota de vehículos. A pesar de los turnos continuos, que se solapan incluso durante la madrugada, se podrán estacionar de manera más segura los camiones en el interior de la nave, donde habrá una zona para el mantenimiento y reparación de la flota.

La empresa prevé terminar la sede en el plazo de un mes. Los vecinos pueden avisar de incidencias sobre residuos o limpieza a través del servicio Línea Verde, cuya aplicación se puede descargar en el móvil. «Un municipio turístico tiene que ofrecer un servicio de limpieza y recogida de residuos de calidad», señaló Luengo, quien destacó la inversión de 7 millones de euros que hizo la empresa en la nueva maquinaria y contenedores de residuos y de recogida selectiva de basuras. El regidor se comprometió a mantener la tasa 'cero euros' para los vecinos. «San Javier es el único municipio de la Región donde no se cobra la tasa de basuras y, con los datos económicos que tenemos de superávit, de pago a proveedores en 19 días y rebaja de 700.000 euros en impuestos en 2017, seguirá así».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos