Quejas de los usuarios del ambulatorio de La Ribera por la avería del aire acondicionado

Varios pacientes, en la sala de espera del consultorio de La Ribera, hace unos días./A. S.
Varios pacientes, en la sala de espera del consultorio de La Ribera, hace unos días. / A. S.

Los ventiladores no evitan desmayos entre los pacientes en las extracciones de sangre

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

Quince días llevan ya los abanicos y los ventiladores a toda marcha en el consultorio médico de Santiago de la Ribera. Una avería en el sistema de aire acondicionado está provocando las quejas de los pacientes y usuarios. El personal del ambulatorio se ha valido de los ventiladores que se llevaron de sus casas, aunque ayer dejaron algunos en la sala de espera para aliviar el intenso calor que sentían los pacientes. El momento más crítico se produce a primera hora de la mañana, cuando se realizan las extracciones de sangre. El calor ha provocado que aumente el número de mareos y desmayos que sufren los usuarios, quienes denuncian esta situación.

Tanto pacientes como residentes muestran sus quejas al personal del consultorio, que no sabe ya qué contestar sobre el arreglo del aire acondicionado. Han notado un descenso en el número de pacientes en las dos últimas semanas porque los usuarios evitan acudir al ambulatorio, donde el intenso calor aumenta el malestar de los enfermos, y se desplazan hasta el servicio de Urgencias de San Javier y del hospital Los Arcos.

Los niños y los mayores son los más afectados por el bochorno que se respira en el interior del consultorio. Médicos y enfermeras padecen las altas temperaturas también en el interior de las consultas, donde tienen que atender a diario a decenas de pacientes. Nadie les ha informado aún sobre cuándo estará reparado el sistema de refrigeración que ponga fin a la molesta situación que viven desde hace medio mes.

Según la concejal de Sanidad, Catalina Pérez, «hay que poner una máquina nueva, y la compra supera el contrato menor, por lo que habría que hacer un proceso abierto de contratación pública». La edil asegura que «estamos viendo la posibilidad de que lo pueda asumir el Servicio Murciano de Salud», pero desconoce cuándo se podrá instalar el nuevo sistema de aire. «Mientras tanto, hemos llevado unos 25 aparatos de aire para mitigar esta situación», asegura la concejal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos