Pillan a dos buzos furtivos pescando de madrugada en el canal del Estacio

Doradas pescadas ilegalmente. /Policía Local de San Javier
Doradas pescadas ilegalmente. / Policía Local de San Javier

La Policía Local comprobó que los sospechosos tenían antecedentes por los mismos hechos y les incautó veinte doradas

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍA

El resplandor de sus linternas bajo el agua desveló a la Policía Local de San Javier la presencia de buceadores furtivos en el canal del Estacio. Una patrulla se percató de los destellos luminosos, sobre la 1.30 horas de la madrugada de este miércoles, y procedió a inspeccionar los alrededores del canal, comprobando que había varios vehículos estacionados.

Fuentes policiales confirmaron a 'La Verdad' que, al menos, había dos personas practicando la pesca submarina. La patrulla aguardó pacientemente a que los buceadores salieran del citado canal de La Manga y a que metieran sus equipos y sus capturas en los coches. «Finalmente, consiguieron interceptar uno de los vehículos, que se dirigía en dirección a Cabo de Palos», precisaron las citadas fuentes.

Los agentes solicitaron a los dos ocupantes del turismo que se identificasen y que les abriesen el maletero. Nada más abrirlo, los policías locales confirmaron sus sospechas: se trataba de pescadores furtivos. En el maletero, entre otros enseres, localizaron un buen número de doradas dentro de un capazo, así como trajes de buzo, tres arpones, linternas y plomos. «Todo el material estaba mojado, signo inequívoco de que acababan de salir del agua».

La pareja policial comprobó que los dos sospechosos contaban con numerosos antecedentes por los mismos hechos y procedieron a redactar las correspondientes actas de denuncia administrativa por pescar sin permisos y en zona prohibida, así como por uso y tenencia de armas de séptima categoría sin licencia y sin seguro; esto es, por utilizar arpones de manera irregular.

La Policía Local contabilizó una veintena de piezas de dorada que habían sido capturadas ilegalmente en este cordón marino que une el Mar Menor y el Mediterráneo.

Los útiles decomisados han sido puestos a disposición de la Delegación de Gobierno y las doradas han sido donadas a comedores sociales. Los dos buzos furtivos defendieron su actividad ante los agentes, según las mismas fuentes, «explicando que era su manera de ganarse la vida». Tal argumento no evitará que se enfrenten a varias multas de la ley de Pesca Marítima y Acuicultura, que oscilarán entre 60 y 60.000 euros, en función de la gravedad de cada infracción.

Policía Local de Águilas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos