El Parque Almansa tendrá un teatro de 600 plazas rodeado de pinos y fuentes

Imagen con la recreación infográfica del proyecto de remodelación del Parque Almansa en San Javier. / Ayto.

La remodelación del recinto, ideada por dos arquitectos valencianos y que incluye zonas lúdicas, contará con una inversión 3,5 millones de euros

ALEXIA SALAS San javier
Sábado, 3 junio 2017, 03:04

El Parque Almansa, el pulmón verde y cultural del municipio con 32.000 metros cuadrados y el auditorio que acoge los festivales veraniegos de jazz y de teatro, cambiará radicalmente de imagen a partir del próximo año. El diseño concebido por los dos arquitectos valencianos Miguel Martínez Castillejo y Pau Batalla Soriano ha ganado el concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento para «recuperar el parque para los vecinos», según afirmó ayer el alcalde, José Miguel Luengo.

El Ayuntamiento fijó una inversión límite de 3,5 millones de euros para la remodelación, que cuenta con los fondos de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (Edusi). De los 5 millones concedidos por la Unión Europea para San Javier, el Gobierno local podrá financiar un 80% de las obras del Parque Almansa. El resto de los fondos se emplearán en la mejora del recinto Príncipe de Asturias -por el mismo procedimiento de concurso de ideas- y de la avenida de la Aviación.

Un espacio donde imperan los pinos, el hormigón y el agua, con zonas lúdicas y núcleos concebidos para la reunión, es el que ha convencido al jurado del concurso, en cuya decisión han participado el Colegio de Arquitectos de Murcia y la Oficina Técnica de Accesibilidad de la Federación regional de Asociaciones de Discapacitados (Famdif).

En el proyecto titulado 'SJ10', ganador entre un total de 14 presentados, destaca el edificio que sustituirá al actual centro cívico para albergar un teatro de invierno -una vieja reivindicación de los vecinos- con 600 plazas distribuidas en un patio de butacas y un anfiteatro en la planta superior. Este centro cultural estará unido a la cafetería restaurante por una pérgola al aire libre, y ambos ofrecerán la misma imagen funcional con fachada de líneas rectas y sobrias en hormigón.

El teatro de invierno ofrece una imagen similar a la del auditorio de verano, situado a pocos metros de distancia dentro del parque y que también incluirá algunos cambios. Las lamas horizontales quedan al aire, lo que aligera la imagen de bloque hormigonado.

Los arquitectos proponen eliminar las paredes frontales de los locales que bordean el bajo del auditorio, de manera que se dividan con tabiques móviles a modo de nervaduras, para facilitar la flexibilidad de uso, y se emplee una carpintería de fachada plegable, con el fin de permitir que estas pequeñas salas se abran al parque en su totalidad. «Allí puede funcionar lo mismo una sala de exposiciones que una heladería o cafetería para todo el año», detalla el alcalde.

Los aparcamientos estarán a lo largo del perímetro del parque, en lugar de ocupar más de una cuarta parte de su superficie, como ocurre ahora.

Las plazas estarán ubicadas en el exterior de la nueva valla que protegerá la gran zona verde de San Javier, compuesta por perfiles tubulares de acero que permitan la visibilidad parcial del interior. Por la noche, el parque quedará cerrado para evitar actos vandálicos. «Hemos tenido muy en cuenta la sostenibilidad del proyecto para evitar un diseño difícil de mantener y costoso en el futuro», explica la concejal de Servicios Públicos, María Dolores Ruiz.

Según el decano del Colegio de Arquitectos de Murcia, Rafael Pardo, «el proyecto respeta mucho el arbolado existente y propone completar el tejido vegetal con otras especies mediterráneas como el pino». «Es una propuesta sensata, sostenible y muy adaptada a los tiempos que vivimos, en los que hay que hacer las cosas con cabeza», opina Pardo.

La actividad del parque estará animada por surtidores de agua, columpios infantiles y bancos corridos, además de una hondonada circular con escalones ideada para sentarse alrededor de un pequeño espectáculo. «Hay pavimentos duros y blandos, y mucha superficie de tierra con árboles para poder hacer un picnic», explica Pardo.

El mobiliario urbano será de acero galvanizado, según han diseñado los arquitectos valencianos, autores de transformaciones urbanas como la de Los Bajos de Roquetas de Mar, también concebida a base de trazados geométricos y espacios tranquilos. Los autores presentarán el proyecto a los vecinos en las próximas semanas, con las adaptaciones necesarias al terreno, para que se apruebe el proyecto final y se licite el concurso de adjudicación de las obras.

Temas

San Javier
Secciones
Servicios