María del Mar Blanco inaugura una avenida dedicada a su hermano, asesinado por ETA

El presidente de la Comunidad, López Miras, y la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, María del Mar Blanco, en la presentación de la nueva avenida Miguel Ángel Blanco./CARM
El presidente de la Comunidad, López Miras, y la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo, María del Mar Blanco, en la presentación de la nueva avenida Miguel Ángel Blanco. / CARM

La vía, cuyas obras saldrán a licitación en octubre y supondrán una inversión superior al millón de euros, también hará más accesible la llegada a los polígonos industriales

EFESan Javier

La comunidad autónoma invertirá más de un millón de euros en el acondicionamiento y mejora del acceso a San Javier a través de la AP-7, una vía que pasará a renombrarse como avenida de Miguel Ángel Blanco en memoria del concejal de Ermua asesinado por ETA.

El presidente de la comunidad, Fernando López Miras, ha suscrito hoy un acuerdo con el Ayuntamiento de San Javier para sacar a licitación esas obras el próximo mes de octubre y ha mantenido también un encuentro con la presidenta de la Fundación Víctimas del Terrorismo y hermana del edil, María del Mar Blanco, para presentarle el proyecto.

En declaraciones a los medios de comunicación, López Miras ha destacado que esta infraestructura beneficiará a unos dos millones de personas que la utilizan tanto para acceder a la localidad como al polígono industrial Los Urreas, en el que trabajan unas 1.700 personas en 46 empresas.

Se trata de una primera fase de adecuación de los accesos de San Javier, ha dicho, puesto que en los próximos dos años hay previstas inversiones por más de 4 millones de euros en la zona, para mejorar los accesos a los polígonos El Pino y Dos Mares, con casi 4.000 trabajadores.

Se trata, ha dicho, de «hablar de futuro, pero sin olvidar el pasado», motivo por el cual se ha decido renombrar esa vía de acceso con el nombre de avenida de Miguel Ángel Blanco, lo que pretende ser un homenaje no solo a su figura, sino a todas las víctimas del terrorismo.

«Es un homenaje que hace justicia con aquellos que han defendido la libertad y la democracia»y que «no se han acobardado y han sido valientes frente a los que querían ir contra las libertades», ha subrayado

Blanco ha agradecido en nombre de su familia esta acción «con la que se recuerda y homenajea algo que no debemos olvidar nunca, el llamado espíritu de Ermua que supuso la unidad social que daba inicio al fin de ETA».

«Este país no puede olvidar a los verdaderos héroes de la democracia, inocentes a los que les arrebataron la vida por defender los principios de libertad, respeto y tolerancia», ha añadido.

Por último, ha subrayado la importancia de «mantener viva la memoria como garantía de futuro y de que nunca nadie olvidará a las víctimas»

 

Fotos

Vídeos