La mercantil de Paquebote inscribió a su nombre el solar público que usa de terraza

Vista aérea de las terrazas del restaurante Paquebote que invaden terrenos municipales. La instalación fija es la de color verde, que a vista de dron parece césped, y la blanca, es la de toldo corredizo. / LV

El jefe de Patrimonio, que dirigió el gabinete del exalcalde y socio del restaurante José Hernández, achaca las irregularidades a un error

Domingo, 22 octubre 2017, 08:29

Promociones Sabicasa no tuvo ningún pudor ni reparo en registrar a su nombre unos terrenos que eran de titularidad municipal. Un informe jurídico del Ayuntamiento, en el que se apoya el proceso de «recuperación de oficio» de los 437 metros cuadrados en los que se levantan dos terrazas del restaurante Paquebote, desvela que la citada superficie fue inscrita en el Registro de la Propiedad número 1 de San Javier. «Es el Ayuntamiento el que ha de probar la demanialidad del suelo sobre el que se ubican las terrazas, que como se ha expuesto están inscritas en el registro a favor de la mercantil», expone un documento de la Sección Administrativa de Urbanismo al que ha tenido acceso 'La Verdad'.

No es este el único dato controvertido que desvela el citado informe sobre el conocido restaurante de La Manga, propiedad en un 25% del exalcalde del PP José Hernández, y que, al menos durante los últimos diez años, se ha beneficiado económicamente de la explotación de unos terrenos públicos sin pagar tasas ni una licencia. Las terrazas ilegales han privado a los vecinos de un terreno «destinado a paseo marítimo», ya que la mercantil Best España le cedió gratuitamente al Ayuntamiento la parcela A-4 del polígono K-1, en primera línea de costa, «para sistema de espacios libres (jardines y paseo marítimo)». Así lo recoge el acuerdo de cesión que aceptó la Junta de Gobierno el 31 de mayo de 1994.

Inexplicablemente, seis años después, cuando el popular José Hernández ya era alcalde de San Javier, el Ayuntamiento concedió una licencia a la mercantil para un proyecto que afectaba a suelo municipal. «Antes y después de su inscripción en el inventario municipal, el uso del terreno ha sido privado, como prueba la concesión de licencia de obras por parte del propio Ayuntamiento para la ampliación de la edificación, otorgada en fecha 15 de octubre de 2000, y en cuyo proyecto ya aparecía la terraza».

El proceso de expropiación que ha iniciado el equipo de Gobierno del PP le podría terminar salpicando a nivel político, ya que el informe jurídico revela que la parcela de 437 metros cuadrados de titularidad municipal se 'traspapeló' en el proceso de digitalización del Libro de Inventario. «Puntualiza en su informe el jefe de Negociado de Patrimonio que cuando en el año 2007 se adaptó el inventario al formato digital, por error se omitieron varios bienes y derechos, que ya estaban inscritos con anterioridad».

La persona que justifica el extravío de esos datos es Luis Carlos Moya, jefe del Negociado Patrimonio y el mismo que otrora fue jefe de Gabinete de Alcaldía del entonces regidor popular, José Hernández, socio del restaurante Paquebote.

Invade dominio marítimo

Para terminar de rizar el rizo, tras las dos inspecciones que realizaron los técnicos a las terrazas del local en abril de este año, el informe pone de manifiesto que «los terrenos sobre los que se ubican las instalaciones descritas están ubicados sobre la franja de catorce metros de servidumbre de protección del dominio público marítimo terrestre, cedido al Ayuntamiento».

Durante más de una década ningún dron del castastro detectó las terrazas ocupadas por el restaurante, aunque el motivo puede estar en las características de ambas estructuras, ya que fuentes policiales explican «que la terraza fija tiene césped artificial en el techo y a vista de pájaro parece un jardín. Mientras que la otra terraza, la de color blanco, no tiene una estructura fija, sino toldos que se quitan y se ponen sobre el paseo marítimo».

Urbanismo considera que la recuperación de las parcelas municipales se debe ejecutar con una «expropiación forzosa», incluyendo la «demolición de las terrazas».

Más

Temas

San Javier
Secciones
Servicios