La mejora del acceso por Sucina incluirá el desdoblamiento de la vía y dos rotondas

Un colector evitará inundaciones en la entrada oeste al casco urbano, la más industrial

Alexia Salas
ALEXIA SALASSan Javier

Uno de los accesos más transitados al casco urbano y el más industrial, el de la arteria oeste, se convertirá en la entrada noble de San Javier. El kilómetro escaso que separa la rotonda que conecta con la autopista AP-7 Cartagena-Alicante y la autovía RM-1 San Javier-Zeneta (que enlaza con Sucina) es hasta ahora una vieja vía a la sombra del polígono industrial y el cementerio. Pero el proyecto que comenzará a ejecutarse en octubre lo convertirá en una avenida con una espina central de palmeras.

Las obras, que comienzan por una fase inicial de 1,2 millones de euros, prevén la remodelación de la rotonda donde confluyen las autovías. A unos 400 metros está prevista la construcción de una nueva glorieta de 52 metros, que facilitará el acceso rodado al polígono industrial donde funcionan más de 50 empresas, entre ellas el nuevo servicio de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) que empezó a funcionar esta semana, por lo que el tráfico se incrementará aún más en un nudo que registra a diario el paso de 5.500 vehículos.

«No solo mejorará el aspecto de esta avenida, sino que aumentará la seguridad de unas vías por las que transitan a diario los más de dos mil empleados de las empresas del polígono y el resto de usuarios», explicó el viernes el alcalde, José Miguel Luengo, tras firmar el convenio con el presidente Fernando López Miras. La Comunidad Autónoma financiará el 58% de las obras -el resto corresponde al Ayuntamiento-, que contarán con dos fases más de unos tres millones de euros, «para conectar con los polígonos industriales de Los Urreas y de Dos Mares», precisó el presidente.

Para dar mayor fluidez al tráfico, se desdoblará el primer tramo, entre las dos rotondas, con dos carriles para cada sentido, separados por una mediana con palmeras. La avenida, dedicada desde el viernes a Miguel Ángel Blanco, conservará los pinos centenarios que escoltan la carretera hasta la rotonda del centro urbano. En el segundo tramo, desde la nueva rotonda hasta la glorieta del museo, se mantendrá un solo carril para cada sentido y las aceras de dos metros de ancho a cada lado.

Nuevo pavimento

Una parte del presupuesto se lo llevará la construcción de un colector subterráneo de aguas pluviales, para paliar los efectos de las lluvias torrenciales en esta zona rodeada de cultivos. La nueva imagen del entorno oeste del casco urbano incluye un nuevo pavimento en la calle Sierra de Altaona en su conexión con la avenida Pinatar. «Se trata de mejorar el bienestar de los ciudadanos y de facilitar la exportación de los productos murcianos», destacó el presidente López Miras sobre la remodelación del acceso que discurre hasta la fachada trasera de la iglesia, en el centro urbano. El consejero de Fomento, Patricio Valverde, exigió al gobierno de Pedro Sánchez «los 11,3 millones que solicitamos para terminar la RM1».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos