Las familias de Torres Blancas exigen al Consistorio que adecente el barrio

Vecinos de la colonia, reunidos en plena calle con el fin de formar una plataforma y exigir el arreglo del barrio./A. Salas
Vecinos de la colonia, reunidos en plena calle con el fin de formar una plataforma y exigir el arreglo del barrio. / A. Salas

El gobierno local dice que inspeccionará la colonia, donde se acentúan las quejas por el abandono y la dejadez en algunas calles

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

Cristales rotos, desconchones en las fachadas, chatarra arrumbada en los portales y un pavimento repleto de baches y desperfectos pintan el paisaje de Torres Blancas, la barriada-burbuja situada en el centro urbano pero con hechuras de suburbio. Los vecinos, en su mayoría de procedencia árabe y de etnia gitana, se han unido para exigir al Ayuntamiento unas condiciones mínimas de higiene y seguridad que hagan el barrio habitable. Alrededor de 70 familias de esta colonia, ubicada junto a los juzgados y rodeada de chalés, han decidido crear una plataforma vecinal para dar el primer paso de adecentar el entorno. En la primera reunión acordaron crear una comisión formada por representantes de los tres colectivos que conviven en el barrio -árabes, gitanos y payos- para ejercer de portavoces del movimiento. Proponen elaborar un listado con las necesidades más urgentes, que pasan por la reposición de aceras y asfaltado como prioridad, ya que la plazoleta interior se encuentra repleta de baches y bordillos rotos. Un espacio de evidente deterioro, donde juegan a diario decenas de niños.

Con el abandono de este entorno urbano ha ido haciéndose hueco la acumulación de chatarras y mobiliario roto, tanto en la calle como en los portales. Ni elementos urbanos como bancos, farolas modernas o maceteros se pueden ver en Torres Blancas, cuyo paisaje lo componen edificios cubiertos de pintadas.

«El Ayuntamiento puede realizar una inspección; da igual la propiedad», afirma el edil Antonio Martínez

El deterioro de las viejas edificaciones ha dado lugar a elementos que hacen «peligrar la seguridad», como numerosos cristales rotos expuestos al viento. El mal estado de las instalaciones eléctricas ofrece muestras como los contadores y cuadros de mandos sostenidos con cinta adhesiva. Porque la dejadez de la barriada se ha acentuado en los últimos años, a pesar de su céntrica ubicación, debido a la situación que vive la mayoría de sus residentes, algunos de ellos alojados como okupas en pisos que son propiedad de los bancos y las sociedades financieras.

«Los que vivimos aquí no tenemos derecho a nada», lamenta una de las residentes de la zona

«La falta de alquileres asequibles ha convertido en okupas a algunas familias, que dependen en su mayoría del trabajo estacional del campo y los jornales cortos», explican los vecinos. «Los de aquí no tenemos derecho a nada», se queja un residente de origen árabe en la reunión improvisada en la plaza del barrio. La Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH) de la comarca del Mar Menor, que ha asesorado a los residentes afectados por los desahucios en los últimos años, ayudará a los vecinos a formalizar la plataforma y presentar las solicitudes de arreglo integral del barrio ante la Administración local.

«Hay que hacer un estudio»

El concejal de Urbanismo, Antonio Martínez, asegura que si los vecinos denuncian el deterioro de los edificios, «el Ayuntamiento puede realizar una inspección e informar a la Consejería de Industria y a la compañía eléctrica de los desperfectos para instar a que los arreglen los propietarios. Da igual que sea un banco o un particular para que se abra un expediente de disciplina urbanística», afirma el edil.

Sobre los arreglos en el exterior de la barriada, la concejal de Servicios Públicos, María Dolores Ruiz, explica que «hay que realizar un estudio global de las necesidades, no solo de la renovación de aceras, para regenerar la barriada». Cree que cuando finalice la fase de reparación urbana que seguirá con el plan de mejora en calles que permite costear el superávit de 2016, y la modernización de la avenida de la Aviación Española -con los fondos de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (Edusi)- para reactivar el comercio, «se podrá hacer frente a las mejoras del barrio, igual que se va a asfaltar el solar colindante que sirve de aparcamiento».

 

Fotos

Vídeos