La elección de síndicos causa el choque entre los regantes por la estrategia para obtener agua

Las urnas se instalaron ayer en una de las salas de la cooperativa Soltir./LV
Las urnas se instalaron ayer en una de las salas de la cooperativa Soltir. / LV

La nueva corriente 'no oficialista' denuncia trabas y presiones para impedir su entrada en el Consejo

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

Choque de tractores en el campo de Cartagena. Las elecciones que se celebran esta semana para renovar la mitad del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Regantes han hecho saltar chispas en las cooperativas y centrales agrícolas. La presentación de un grupo de diez nuevos candidatos que se autodenominan 'no oficialistas' ha servido de detonante para el enfrentamiento en el sector agrícola del campo de Cartagena en uno de sus peores momentos, cuando la preocupación por la escasez del agua se prolonga tras un año de procesos judiciales, manifestaciones y sequía.

La Comunidad de regantes instaló ayer las urnas en una sala de Soltir, una de las grandes cooperativas de la zona costera, para elegir a los representantes de tres zonas regables. Pero será esta tarde, en la nave que la entidad tiene en El Jimenado (Torre Pacheco), donde se produzca el pulso entre los síndicos que se han sentado en el Consejo de los últimos años y el nuevo movimiento, entre los que se encuentran algunos grandes productores del campo de Cartagena y otros con amplia representación como el presidente de Coag en Cartagena, Vicente Carrión.

La intervención del movimiento renovador ha agitado las habitualmente apacibles votaciones de los regantes en los últimos años pues, como ayer reconoció el presidente, Manuel Martínez Madrid, «lo habitual es que hubiese un candidato único». «Ahora hay más sensibilización con los temas del agua y, seguramente habrá más participación» en los comicios, auguró el presidente.

«Hay más concienciación y habrá más participación en los comicios», auguró Manuel Martínez Madrid

El agricultor alcazareño Santiago Pérez Blaya, quien ya se enfrentó el pasado año con Martínez Madrid por la presidencia de la Comunidad de Regantes, compite por la representación de uno de los sectores de la zona oriental. «Queremos una mayor transparencia y comunicación, que son muy escasas», explica el candidato, que denuncia las «trabas y dificultades que nos han puesto, lo que nos ha impedido concurrir en igualdad de condiciones».

Incertidumbre

La semana pasada impugnaron la convocatoria de elecciones porque «solo nos dieron 5 días, tiempo insuficiente para visitar a una media de 500 personas y explicarles nuestra posición para que puedan elegir libremente», afirma Pérez Blaya. Se quejan de que además les han negado los teléfonos de contacto de los comuneros de sus respectivas zonas, lo que la Comunidad de Regantes ha justificado amparándose en la protección legal de datos.

En el fondo del conflicto se encuentra la incertidumbre del agua. Para el candidato, «este movimiento nuevo defiende un proyecto para aprovechar las aguas subterráneas, cortarles el paso hacia el Mar Menor, reconducirlas para su desalación y así aumentar el caudal del canal del trasvase». Toman posición frente a lo que consideran «el inmovilismo de los oficialistas, que solo actúan para llenar autobuses de gente para ir a manifestarse y esperar a que venga agua de Madrid».

Para el presidente de la Comunidad de Regantes, las denuncias de irregularidades y presiones durante el plazo electoral «son pataletas de mal perdedor, pues todos disponemos de la misma información». «Otra cosa es que cuando hay agua, nadie tiene problemas, pero cuando no hay se presentan señores que piensan diferente o que quieren protagonismo», explica Martínez Madrid, quien ayer eludía opinar sobre la nueva corriente «porque soy candidato a uno de los sectores», en concreto all sector IV, por el que competía con Felipe Saura Mateo. Sobre la propuesta de crear una red que aproveche los caudales subterráneos que discurren hacia el Mar Menor, el presidente de los regantes asegura que «analizamos todos los proyectos, pero antes hay que abordar su viabilidad».

Una sola mujer en el Consejo

Una sola mujer forma parte del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Regantes, aunque esta situación podría cambiar tras las elecciones de una parte de los síndicos, ya que otras dos mujeres compiten por la representación de dos sectores de la zona oriental: una en el IX y otra en los sectores 56 a 59 de la zona regable de la cota 120.

En un sector mayoritariamente masculino pero que desde siempre se nutrió del trabajo anónimo femenino, sin titularidad ni voto, esa representación unitaria chirría con la entrada de empresarias agrícolas. De hecho, la Región es ya la segunda comunidad con mayor porcentaje de mujeres dedicadas al sector agrario, un 5,9%, según datos de la Consejería de Agricultura. Solo en el campo de Cartagena, el año pasado iniciaron su actividad 23 jóvenes agricultoras con ayudas regionales. «Yo no decido a qué se dedican. Me es indiferente sin son hombres o mujeres», argumenta el presidente de la Comunidad de Regantes, quien opina que «si en el campo hay más hombres yo no tengo la culpa». «Ni me agrada ni me desagrada que solo haya una mujer», responde Martínez Madrid.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos