La cooperativa Hortamira produce ya el 60% de sus hortalizas en cultivos ecológicos

El consejero de Agricultura durante su visita a un invernadero de la cooperativa Hortamira. /Aytto
El consejero de Agricultura durante su visita a un invernadero de la cooperativa Hortamira. / Aytto

Unos 3.000 agricultores murcianos emplean métodos biológicos en la Región, según el consejero Miguel Ángel del Amor

A.S.SAN JAVIER

El esfuerzo de las cooperativas locales en la transformación biológica de sus cultivos como el caso de Hortamira, que dedica actualmente el 60 por ciento de su producción a la agricultura ecológica con el objetivo de llegar al cien por cien, ha sido el tema principal de la visita del consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Ángel del Amor a una de las parcelas de cultivo ecológico de la cooperativa de El Mirador, en la finca Villaperejil.

Durante el recorrido por uno de los invernaderos dotados con alta tecnología agraria, el director técnico de Hortamira, José Simón Fructuoso mostró el funcionamiento de los medidores de la profundidad de la humedad en la tierra para controlar el riego lo que permite optimizar el uso del agua y evitar el transporte de sedimentos en profundidad. El invernadero visitado, dedicado al cultivo de pimientos, dispone asimismo de un sistema de recogida de agua que se mezcla con la del trasvase, entre otras prácticas ambientales propias de la agricultura ecológica.

Santiago Martínez, presidente de FECOAM que participó en la visita junto a un grupo de agricultores cooperativistas, recordó que el cambio de modelo de producción hacia la agricultura ecológica comenzó hace muchos años en la zona y remarcó que «el sector agrícola ya está haciendo sus deberes» para reclamar que «el resto de sectores haga lo mismo».

El consejero Ángel del Amor destacó en su visita a El Mirador que el proyecto de agricultura ecológica de la Región de Murcia «está dando sus frutos» y señaló a Hortamira como «un ejemplo de prácticas ambientales llevadas al máximo exponente».

La Consejería apoya con líneas de ayuda ecológica a 40 fincas del Campo de Cartagena, situadas en zona vulnerable y señaló que el objetivo último «es extender aún más un código de buenas prácticas agrícolas, llevando a cabo una agricultura sostenible y respetuosa con el medio ambiente y ayudando a prevenir la desertización como consecuencia del cambio climático».

El alcalde de San Javier José Miguel Luengo destacó , asimismo, el esfuerzo de los agricultores del municipio para aprovechar «cada gota de agua». Luengo remarcó que «en el municipio los agricultores están preparados para obtener los mejores rendimientos con muy poca agua» y reiteró su apoyo a los agricultores «en sus demandas de agua, su petición de que no se toquen los trasvases y de las desaladoras como medida complementaria».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos