El Ayuntamiento asume el banco de libros ante las desavenencias de los padres

La reserva será este año gratuita a cambio de la donación, que permite un ahorro de hasta el 90% por alumno

ALEXIA SALASSan javier

El banco de libros será este año de gestión municipal. El Ayuntamiento ha asumido el control de este servicio, que provee de libros de texto a los alumnos a cambio de la donación de los ejemplares usados del curso anterior. La decisión ha levantado ampollas en la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (Fapa), que lo puso en marcha el pasado año y que se ve desautorizada con la intervención municipal. De hecho, ya ha presentado alegaciones, en las que acusan al Ayuntamiento de «suplantar y vulnerar las competencias de la Fapa y de las distintas ampas, a las que deja vacías de contenido y sin posibilidad de ejercer sus fines y funciones». Creen que «vulnera los acuerdos adoptados entre la Concejalía de Educación con la Fapa en relación al Banco de Libros» y censura que la iniciativa municipal «excede el ámbito competencial del Ayuntamiento». En su escrito, señalan que «las bases han sido dispuestas sin contar con la Fapa».

La presidenta de la Fapa, Adela Monteagudo, cuyo equipo ganó las elecciones en octubre de 2016, asegura que «ya había problemas, no había convenio con el Ayuntamiento, faltaban papeles y no nos dejaron entrar en la sede hasta un mes después ni nos dieron las claves de los ordenadores». «Si antes se atendía a unas ampas y a otras no, nosotros nos propusimos atender a todos los niños de San Javier, de hecho hemos entregado libros a alumnos de todos los centros», explica Monteagudo.

Según los datos de la Fapa, el curso pasado el banco de libros recibió 1.178 libros donados, que fueron completados con la aportación económica de 3.000 euros de la Fapa y 5.000 euros del Ayuntamiento, con lo que se pudo atender las necesidades de 500 familias. Monteagudo defiende la gestión por parte de la Fapa del Banco de Libros, que permite un ahorro de hasta el 90% en libros de texto para los alumnos. «De una media de 300 o 350 euros, solo se pagan 7 euros por libro», explica la presidenta, quien destaca que «la Fapa es independiente de cualquier estamento público, somos los padres y madres los que trabajamos muchas horas de forma desinteresada». Destaca «las clases gratuitas para reducir el fracaso escolar y los proyectos de jornadas educativas y de seguimiento de la convivencia en los centros educativos» que promueve la Fapa.

La Fapa denuncia que el Consistorio «suplanta y vulnera» sus competencias

Para el presidente de la Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Confapa), José Antonio Abellán, «el Ayuntamiento no puede aprovecharse ahora de lo que han hecho desinteresadamente otras personas» y cree que el conflicto de San Javier «es una cuestión política». Abellán considera que «quieren quitarle la autoridad a la directiva que ganó las elecciones y han dado un golpe de mano en lugar de dialogar y tutelar la gestión por parte de los padres».

La concejal de Educación, Catalina Pérez, cree sin embargo que «el Ayuntamiento ha tenido que asumirlo porque no había acuerdo» entre las ampas. «Hay seis ampas que no quieren colaborar con la Fapa y no podemos consentir que el banco de libros se bloquee y que las familias se queden sin el servicio», asegura la edil. Sobre el trabajo realizado por los padres y madres, señala que «son horas de generosidad» y reconoce que le «apena que algo así termine en discusiones y diferencias».

El Ayuntamiento ha dado un plazo a las ampas «para firmar un compromiso de adhesión y lo han firmado seis, pero el resto no se han manifestado», aunque la edil aclara que «el acceso al servicio por parte de las familias no depende de que sus ampas firmen o no». Sobre el funcionamiento para el próximo curso, la concejal informa de que «la sede seguirá en la biblioteca municipal y lo gestionará un administrador municipal».

«Por ley, un mismo libro puede usarse hasta 5 años, con lo que se incentiva el cuidado de los libros y el trabajo en valores», explica la concejal. Como novedad, este año la reserva de los libros será gratuita, en lugar del pago de 7,5 euros que costaba el pasado año. «Contamos con un fondo bibliográfico potente y el Ayuntamiento aumentará este año su inversión a 6.000 euros», indica la responsable municipal, quien espera que «este año haya más participación, ya que hemos informado al IES Las Salinas y el colegio Mediterráneo, de La Manga».

Fotos

Vídeos