La avería del ferry por unas redes ilegales obliga a cancelar la ruta por el Mar Menor

El barco, varado a causa de las redes enganchadas en las hélices. / LV

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

El servicio de transporte marítimo de pasajeros, que une La Ribera con La Manga, quedará este domingo cancelado y sin fecha de reapertura. Ya este sábado, el ferry solo pudo hacer una de sus cinco rutas previstas debido a que a media mañana, a su regreso desde el puerto de Tomás Maestre hacia el muelle de La Ribera, se quedó enganchado en unas redes de pesca supuestamente ilegales a unos 300 metros frente a la costa de la base militar. «No tenían ni bandera, ni boya, ni señalización alguna», explica la denuncia que la empresa que presta el servicio de ferry ha presentado en el cuertel de la Guardia Civil.

Las redes se enredaron en las hélices del barco y lo dejaron inoperativo. El marinero de la embarcación bajó a intentar desenganchar las mallas del casco del ferry, aunque los abundantes metros de redes hicieron imposible el arreglo. En el intento, el marinero se hirió en los pies y las manos y tuvo que ser atendido en el servicio de Urgencias del hospital Los Arcos, donde le pusieron una vacuna antitetánica y le curaron las heridas.

Desde el ferry, llamaron al servicio de emergencias 112, que acudió en ayuda de la tripulación y el pasaje que viajaba entre las dos orillas del Mar Menor. Una embarcación de socorro de Protección Civil remolcó el ferry, que quedará amarrado sin poder prestar el servicio de transporte a los pasajeros, debido a los desperfectos que le causaron las redes a los ejes de las hélices.

Fuentes de la empresa del ferry lamentaron que dos grupos de visitantes de Bullas y de Caravaca, que tenían excursiones programadas por el Mar Menor desde hace semanas, tuvieron que quedarse en tierra por motivos ajenos al servicio. También debieron buscar otro medio de transporte los turistas que esperaban el ferry en el puerto de Tomás Maestre para coger un vuelo desde el aeropuerto de San Javier.

«No es la primera vez que nos pasa. Desde después del verano empiezan a aparecer redes caladas sin señalización, que nos ocasionan graves problemas y un perjuicio a los turistas», explican fuentes de la empresa.

El incidente se ha producido además en un puente festivo en el que la afluencia de público es abundante debido a las altas temperaturas y la organización en las playas de varios campeonatos deportivos. Esperan que la Guardia Civil y Capitanía Marítima adopten medidas de seguridad para evitar nuevos incidentes con la pesca presuntamente ilegal en el Mar Menor. La Cofradía de Pescadores de San Pedro del Pinatar viene también denunciando desde hace años la presencia de pescadores ilegales, que no respetan ni las zonas autorizadas ni las vedas legales.

 

Fotos

Vídeos