Cs apoya las cuentas a cambio de que el PP retire el amianto de los colegios de San Javier

El alcalde estrecha la mano del portavoz naranja, tras el acuerdo. / A. S
El alcalde estrecha la mano del portavoz naranja, tras el acuerdo. / A. S

Fue la única condición que puso la formación naranja para dar el sí al Presupuesto de 2019; PSOE y Ganar San Javier votaron en contra

Alexia Salas
ALEXIA SALAS

«Son los Presupuestos del PP, pero teñidos de naranja», describió ayer el portavoz de Cs, Antonio Murcia, el acuerdo que les devolvió ayer la sintonía con el Gobierno local después de dos años de desencuentros. El pacto entre azules y naranjas cierra el círculo de una legislatura en la que ambos partidos respaldaron los primeros Presupuestos para después romper negociaciones en los dos sucesivos, que coincidieron con el voto favorable del edil tránsfuga, Santos Amor. «El PP, con la capacidad de negociación que le caracteriza, ha sido capaz de asumir todas las propuestas de Cs», anunció el alcalde, José Miguel Luengo, quien firmó el compromiso «por San Javier, que es lo importante, y no nuestros respectivos grupos». Tras el acuerdo, el Pleno aprobó los presupuestos con el apoyo de Cs y del concejal tránsfuga, y los votos en contra del PSOE y Ganar San Javier.

El PP acepta las 18 propuestas naranjas, entre las que figuran el incremento de inversiones en los colegios, la creación del defensor del discapacitado, el fomento del coche eléctrico y el refuerzo de la vigilancia en el polideportivo, donde han repuntado los robos.

Cs condicionó su apoyo a las cuentas populares para 2019 a la retirada de los techos de amianto de los cinco colegios donde aún existe este material cancerígeno, aunque queda aún por concretar con qué consignación se pagará, ya que el Gobierno regional no ha contemplado esta inversión para el próximo año. «Hay una partida para mejoras en los colegios que podría destinarse a este fin», indicó el regidor, quien explicó que «nos hemos comprometido a ir con Cs al Gobierno regional para solicitar este cambio».

Choque con los socialistas

La eliminación del fibrocemento de los colegios también figuraba en las propuestas del PSOE, que tropezaron sin embargo con un punto innegociable para el PP: la compra del antiguo hospital Los Arcos, que los socialistas planteaban adquirir para «sacar a concurso y construir un hotel de cuatro estrellas y una escuela de hostelería». «No estamos dispuestos a comprarlo. Tienen que hacerlo quienes saben de esto», argumentó el alcalde, quien aclaró que el Ayuntamiento «debe poner las condiciones, como la clasificación del suelo como exclusivo hotelero y la bonificación que va a hacer interesante la compra. Para un hotel de cuatro estrellas se permitirá hacer 10 alturas en el 40% de la parcela, para que el 60% restante se destine a equipamientos», expuso.

El PSOE exigió «un techo de gasto para Festejos, que ha llegado a gastar en un año 1,3 millones», indicó el portavoz José Ángel Noguera, quien criticó «las continuas transferencias de crédito de otras partidas que deja desnudas». Propuso rebajas fiscales para familias monoparentales, la creación de un bono cultural y deportivo y una oficina de la vivienda.

Por su parte, Ganar San Javier solicitó la compra de viviendas sociales, la creación de un club social en La Manga y la bajada de sueldos del gobierno local. Matías Cantabella pidió que lleve a cabo el plan de esterilización de gatos, otro de arbolado y que se remodele el parque Príncipe de Asturias de La Ribera.